Inicio La Pampa Instalarán hitos para reivindicar a Calfucurá

Instalarán hitos para reivindicar a Calfucurá

RESTITUCION DE SUS RESTOS SE POSTERGO POR LA PANDEMIA

Las comunidades mapuches de cuatro provincias trabajan para señalizar «la ruta del toki Calfucurá», con una serie de hitos, desde cultrunes gigantes, placas conmemorativas hasta rotondas y réplicas de su hacha, en los distintos lugares en los que vivió o tuvo influencia, ubicados en La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires. Para asimilar el recordatorio de lo que consideran genocidio o terrorismo de Estado buscarán también que la ciudad de Buenos Aires tenga su punto de memoria. El lugar es el predio de la ex-ESMA.
La restitución de los restos de Calfucurá fue interrumpida por la pandemia, de hecho el lugar donde se encuentran, el museo de Ciencias Naturales de la Universidad de La Plata está cerrado. «Se había previsto hacerlo en el mes de junio cuando se cumplen años de Calfucurá pero no vamos a llegar», admitió el vocero de la Confederación Mapuche de Neuquén, Jorge Nahuel, en una entrevista con el diario Río Negro.
Según informó el portal, se está trabajando en la ubicación de los hitos en La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires, lo que forma parte del proceso de restitución para fortalecer el reconocimiento histórico. En diez localidades se van a levantar hitos que permitan rendirle honores al gran cacique en una ruta que recrea la ruta del líder indígena desde su nacimiento en Llaima, en lo que es hoy Chile, hasta la Salina Grande donde desarrolló su resistencia a la intervención militar.

Sin fecha.
Según fuentes consultadas por LA ARENA, en la provincia de La Pampa aún no hay información sobre la ubicación. Por otro lado, remarcaron que la Secretaría de Cultura y el Consejo Provincial Aborigen «acompañan a las comunidades indígenas en el proceso de restitución de los restos mortales del gran líder pero son ellas las que tienen la decisión».
«En noviembre de 2016 la comunidad mapuche Newen Lelfun Mapu de la provincia de La Pampa se sumó a las existentes solicitudes por la restitución de los restos mortales del cacique al INAI y Museo de La Plata, con el objetivo de devolverlos a la misma tierra que su familia eligió para su descanso, y eso es el sitio ubicado en el Valle de Chillhué, provincia de La Pampa. Lo último que sabemos es que había intención de cumplir con la restitución en junio, mes aniversario de su muerte, pero la situación de pandemia ralentiza todo», señalaron.
En esa línea, afirmaron que son «respetuosos de los tiempos de las comunidades, acompañamos y favorecemos sus reuniones pero aún no tenemos noticias del momento efectivo de la restitución», indicaron.

Reivindicación.
La reivindicación se pretende desde los mismos mapuches pero también desde el Estado y de hecho la comisión de repatriación que une esfuerzos del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas hasta el museo platense están embarcados.
Los sitios conmemorativos no tendrán una forma uniforme sino que cada comisión definirá cómo lo construye. Uno de los que avanzó es la zona de Carmen de Patagones que resolvió ponerle el nombre de Juan Calfucurá a la rotonda que distribuye el tránsito desde el punto más austral de la provincia de Buenos Aires.
Nahuel explicó que en Neuquén se proyecta emplazar una figura que sea simbólica como el toki, una especie de hacha de piedra, que utilizaba Calfucurá y hay un primer acuerdo con el municipio para instalarlo en el Parque del Este.

Genocidio.
El medio recordó que Calfucurá tuvo protagonismo en la resistencia indígena contra el Estado nacional que organizó «la campaña al desierto» que dio forma a una organización de carácter militar que unió a las parcialidades para crear la Confederación de las Salinas. Mantuvo una frontera entre el pueblo mapuche y el Estado durante 40 años. Murió «de viejo» cuando tenía más de 100 años y desde ahí se realizó una potenciación de la ocupación del territorio a fines del siglo XIX desde el Ejército.
«Eso quedó marcado en la memoria del pueblo mapuche porque ocurrió hace 140 años y hay que reivindicarlo porque amén de la resistencia que protagonizó posteriormente fue descalificado, su figura fue agraviada por la historia oficial, y sirve para reivindicar una parte de la historia de la región que está oculta», indicó Nahuel. Adujo que cuando se habla de terrorismo de Estado no se tiene en cuenta que hubo un genocidio desde el Ejército hacia los mapuches.
Calfucurá fue enterrado en el paraje Chillhué, próximo a Santa Rosa, La Pampa. El perito Francisco Moreno, a cargo del Museo de La Plata, y el Ejército la profanaron para realizar estudios con su cráneo. Esto fue posterior al fin de la acción militar contra los indígenas. El cráneo está todavía depositado allí. «Esa profanación rompe con una lógica cosmogónica del pueblo mapuche y es urgente que se restituya para cumplir con el ciclo», dijo Nahuel.