Inicio La Pampa Instalarán una central térmica en 25 de Mayo

Instalarán una central térmica en 25 de Mayo

PROYECTO DE REFIPAMPA Y PAMPETROL DARA VALOR AGREGADO AL PETROLEO PAMPEANO

La idea de las empresas es aprovechar el fueloil que queda como residuo en la destilería ubicada 30 kilómetros al sur de 25 de Mayo. Una parte, en torno a un 65%, producirá energía eléctrica y el 35% restante, asfaltos para repavimentación.
JUAN JOSE REYES
La Compañía Administradora del Mercado Mayorista de la Energía SA (Cammesa) dio la autorización para avanzar con dos proyectos que le darán valor agregado a la producción y destilación de petróleo en nuestra provincia. Consisten en la instalación de una central térmica con 10 megavatios de potencia, y la adquisición de una planta para aprovechar el residuo que quede, para elaborar asfalto. El proyecto fue diseñado y presentado por las compañías Refipampa y Pampetrol. En breve comenzará la obra civil para la construcción de la central térmica, que será del tipo convencional.
En la actualidad, el stock acumulado de fueloil en la moderna planta de Refipampa es muy alto -comprende 11 tanques de la planta-, lo que llevó a los responsables de la destilería y a las autoridades de Pampetrol -la compañía semiestatal pampeana que posee el 20 por ciento de sus acciones- a pensar alternativas para darle aprovechamiento.
Así surgió la idea de instalar en cercanías de 25 de Mayo una central térmica convencional de 10 megavatios de potencia que permitirá convertir la energía química almacenada en el fueloil -un derivado del proceso de destilación fraccionada del petróleo- en energía eléctrica que se inyectará a la red de 132 kilovoltios de la zona. El residuo que quedará de la combustión del fueloil se podrá utilizar, y aquí está el segundo proyecto aprobado por Cammesa, para la producción de asfalto.

Fueloil.
El fueloil es la fracción del petróleo que se obtiene como residuo en la destilación fraccionada del petróleo, proceso que en el caso pampeano se realiza en la moderna planta que RefiPampa construyó y opera al suroeste de 25 de Mayo. De allí se obtiene entre un 30 y un 50 por ciento de este combustible pesado, que se usa como combustible para plantas de energía eléctrica, calderas, motores de barcos, hornos e industrias de pavimentación. Cuando se lo trata en procesos a menor presión se obtienen fracciones más pesadas del petróleo, como los aceites lubricantes y el asfalto, entre otros.
Refipampa empezará próximamente la obra civil para concretar la central térmica, que según el proyecto aprobado por Cammesa será del tipo convencional.
En la actualidad, la firma está comercializando cuatro tipos de combustibles livianos (Gasoil Grado 2 y 3, Nafta Súper y Premium) en el centro de despacho de Colonia 25 de Mayo, inaugurado en octubre del año 2017.

Fuerte apuesta.
Una central termoeléctrica pampeana para generar electricidad a partir de la energía liberada por la combustión de combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural, plantea un promisorio futuro para la zona. La intención de RefiPampa y Pampetrol es convertir un 35 por ciento del fueloil en asfaltos viales modificados para uso directo en los corredores de la zona, mientras que el 65 por ciento restante alimentaría la central térmica y/o sería destinado a la venta de VGO (gasóleo de vacío), para unidades de cracking catalítico, fundamental para la producción de combustible.
Desde fuentes oficiales pudo conocerse que se encuentra en análisis un tercer proyecto, todavía en revisión por Cammesa, relacionado con la unidad de desulfuración de Diesel con el objetivo de ampliar el mercado petrolero de toda la zona hidrocarburífera pampeana. Las fuentes explicaron que esta unidad posibilitará generar más gasoil cumpliendo la normativa EURO 6, ampliando la cartera de productos de producción propia de la refinería.
Para ello se analizan dos tipos de procesos, HDS (hidrodesulfuración) y ODS (objetivos de desarrollo sostenible).

Vaca Muerta.
Para Refipampa la expansión de Vaca Muerta y la disponibilidad de diferentes materias primas en la zona, se comenzó a operar con el productor Tecpetrol, obteniendo una disminución muy favorable en la producción de fueloil, y por consiguiente un aumento en la producción de gasoil. Con dicho mix de crudos, es posible llegar a la calidad de gasoil grado II BD, con menos de 500 partes por millón de azufre total.
Desde ahora ese excedente se reconvertirá en una Central térmica y una planta de vacíó para producir asfalto de repavimentación en La Pampa.