Intendenta achense, estable tras un infarto

La intendenta local, María Julia Arrarás, sufrió una descompensación cardiovascular ayer al mediodía, por lo que debió ser asistida de urgencia en la guardia del Hospital Padre Buodo de esta ciudad. La mandataria fue estabilizada y derivada al Sanatorio Santa Rosa, donde se le colocó un stent porque tenía dos arterias obstruidas. Anoche se encontraba estable.
Arrarás fue estabilizada por parte de los profesionales, y por la médica cardióloga Marta Barni. Una vez que se le hicieron diferentes estudios, fue derivada hacia el Sanatorio Santa Rosa donde ayer continuaba internada.
Fuentes municipales informaron a LA ARENA que la jefa comunal permanecía en ese centro de salud privado de la capital pampeana, pero que su estado de salud era estable. El último parte médico que se dio a conocer indicaba que se le había colocado un stent porque tenía dos arterias obstruidas. Una en un 90 por ciento, mientras que la restante en un 80 por ciento. Ambas de la coronaria derecha.

Internación.
Más allá que se desconoce qué tipo de internación posee, se puso en conocimiento que proseguirá en el Sanatorio Santa Rosa por lo menos hasta el sábado inclusive, y posteriormente recibiría el alta médico.
De todas formas en los días siguientes deberá someterse a otros estudios y tratamientos. Por esa razón todo hace suponer que la licencia por salud de Arrarás se podría extender más de la cuenta.
Los profesionales del Sanatorio elogiaron la intervención de los médicos del hospital de esta ciudad, particularmente el trabajo efectuado por la cardióloga Marta Barni, debido a que se impidió que el cuadro de salud de María Julia Arrarás se haya agravado.

Reunión.
Por otro lado se adelantó que en el día de hoy se prevé llevar a cabo una reunión tendiente a analizar la situación que generó la ausencia imprevista de Arrarás al frente del Ejecutivo.
El encuentro contará con la presencia de los asesores legales de ambos poderes (Ejecutivo y Legislativo), además del secretario de Gobierno, Ariel Segurado, y de los integrantes del Concejo Deliberante.
Por el término de tres días la intendenta puede ser reemplazada por el secretario de Gobierno, pero si ese plazo es mucho más amplio. Lo que se estima que podría suceder, el ejecutivo será ocupado por el viceintendente y responsable del cuerpo deliberativo, José Luis Domínguez. Justamente la persona con la que Arrarás podría competir en una interna en la Unión Vecinalista Achense (UVA), de cara a las elecciones del próximo año.
La jefa comunal se encuentra bajo la atención profesional del cardiólogo Leonardo Novaretto. En la jornada de ayer estuvo acompañada por su secretaria privada Alicia Gracian Díaz, y por el director de Cultura, Gustavo Ayet.