Inicio La Pampa Intervención por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra...

Intervención por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

La Secretaría General de la Gobernación, a través de la Subsecretaría de Medios de Comunicación y la Dirección General de Contenidos a instancias de la conmemoración internacional, decidió concretar una intervención gráfica en un sector del edificio de Casa de Gobierno.  

De manera extraoficial, según explica la Organización de las Naciones Unidaslos orígenes de este día se remontan a 1981, cuando militantes y activistas en favor de los derechos de la mujer lanzaban sus protestas contra la violencia de género, para honrar a las hermanas Mirabal, secuestradas, encarceladas, golpeadas y luego asesinadas por órdenes del dictador Trujillo.

Sin embargo, no fue hasta el año 2000 cuando la ONU oficializó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En la provincia de La Pampa, quienes abogan por la llamada “Sororidad completa”, existe un interés específico en poner en valor el concepto de Sororidad y más el de Sororidad completa practicado por mujeres a lo largo del país y muy especialmente por las mujeres pampeanas que, históricamente, forman redes locales y provinciales para la asistencia a compañeras en todas las situaciones de violencia enmarcadas en la Ley 26.485.

La sororidad es un hermoso concepto, que lo ha enseñado las mujeres, y que no debe ligarse a las cuestiones de hermandad respecto de la solidaridad solo en limitados aspectos. Para las pampeanas, la sororidad debe ser completa, esto incluye también el apoyo y la difusión de las acciones que contribuyen a mejorar las condiciones económicas de las compañeras, y esto es lo que ellas hacen.

Sororidad es una forma cómplice de actuar entre mujeres, se alinean y trabajan juntas empujando las agendas, las luchas y los movimientos. Para la periodista Nuria, el cuidarse entre mujeres siempre ha sido una forma de vida, “algo que hemos cuidado y alimentado mucho”, pero la novedad está en la sororidad como “rebeldía al patriarcado”.