Inicio La Pampa Investigan ataque a la casa de Abeldaño

Investigan ataque a la casa de Abeldaño

25 DE MAYO: INICIAN CAUSA PENAL POR AGRESION AL INTENDENTE

Un grupo de desocupados se movilizó para reclamar puestos de trabajo. El miércoles plantaron cuatro piquetes en rutas y accesos, que la policía desalojó en operativos con varios demorados. El jueves organizaron una caravana para escarchar viviendas de funcionarios: lanzaron insultos contra el viceintendente y piedras contra la casa de Abel Abeldaño, que radicó una denuncia judicial.

Según una fuente policial, ya hay una causa abierta para investigar el ataque e identificar a sus responsables. «El intendente hizo una denuncia por daños a su vivienda que quedó a cargo de la fiscal Eugenia Bolzan y la causa ya causa está en plena investigación», afirmó. Y comentó que cuando se produjo la agresión «dentro de la vivienda solo estaban la esposa y los hijos de Abeldaño, quienes atravesaron una muy mala experiencia».

Al parecer, los organizadores de las protestas no tenían planificados actos violentos pero la situación «se escapó de sus manos», aseguran algunas versiones, citando dichos de la referente de los desocupados ante la Oficina Municipal de Empleo, Anabel Salinas.

Repudios.
Uno de los primeros repudios a la conducta violenta de los manifestantes provino de la propia la planta de funcionarios, mientras que el bloque de concejales del PJ emitió un comunicado, rechazando «enérgicamente los actos de violencia contra la vivienda del intendente Abel Abeldaño y los insultos de los que fue objeto el viceintendente Luis Oga». Según los ediles, el incidente «responde a los sucesos del día miércoles, cuando la policía de elite desalojó los cortes de ruta que mantenían un grupo de desocupados» y como consecuencias de ello «el grupo debió permanecer en sede policial hasta el día siguiente».

Si bien es entendible «el enojo» de los demorados, «las autoridades municipales fueron ajenas a la decisión de la Justicia, y además nada justifica ningún acto de violencia». Agregan los concejales que «la problemática de la desocupación es mundial y no hay medida de fuerza que logre resolverla», aunque dijeron «comprender el enojo de quienes acompañaron la errónea idea de que encontrarían una solución cortando una ruta».

La nota asegura que el municipio gestiona por puestos y fuentes de trabajo, pero consideran que «cambiar la realidad depende de políticas nacionales y provinciales» y aseguran que «los programas lanzados por los gobiernos nacional y provincial están presentes en la localidad», sumándose a «programas propios que logramos poner en marcha con gran esfuerzo, y hasta postergando otras acciones», afirmaron.

Desde el CD también convocaron «a quienes sufren la problemática social, común a todos los pueblos del país, a no escuchar cantos de sirena que luego se convierten en lágrimas amargas» y advierten que «el enojo, la bronca y, peor aún, las acciones violentas solo conducen a profundizar el problema. Las soluciones mágicas no existen, pero cada día ponemos el mejor esfuerzo por el bienestar para todos», concluyen.