Investigan enfrentamientos y disparos en General Pico

LA TEORIA DE UN AJUSTE DE CUENTAS COBRA FUERZA

El tiroteo más reciente en esta ciudad, ocurrido en la tarde del pasado domingo en el barrio Talleres, es investigado y se analiza la teoría de un ajuste de cuentas por los disparos de armas de fuego registrados la semana pasada en el barrio El Molino.
Personal de la Comisaría Tercera actúo ante el llamado de los vecinos que fueron alertados cerca de las 15 del domingo por el sonido de los disparos. Lo testimonios y las pericias confirmaron que en un lavadero de automóviles ubicado en calle 9 entre 108 y 106 se encontraban los dueños del emprendimiento y algunos clientes cuando llegó al lugar un hombre a bordo de una motocicleta, esgrimió un arma de fuego y emitió varios disparos en contra de dos jóvenes que estaban allí con un rodado de similares características. Los motociclistas, a los cuales se dirigió el ataque, respondieron cuando al menos uno de ellos sacó un revólver.
El fiscal interviniente, Guillermo Komarofky, explicó a este diario que están en etapa de investigación y se está identificando a las personas involucradas.
En el lavadero se logró hallar pruebas, y los peritos encontraron vainas, proyectiles sin percutar y algunas marcas de los impactos. Al menos se efectuaron unos cinco disparos.
El funcionario judicial resaltó la gravedad de lo ocurrido teniendo en cuenta que pudieron verse afectados los vecinos y además en el lavadero había menores de edad al momento de tiroteo.

No hay denuncias.
La semana anterior un hecho de peligrosidad se produjo en el barrio El Molino, cuando fue detenido un sospechoso por haber disparado en contra de la puerta de una vivienda y arrojado una bomba casera creada con una botella y combustible. Eso ocurrió en la noche del miércoles pasado, a las 22.30, en un domicilio de calle 21 entre 6 y 4. El perjudicado no quiso realizar denuncia.
“En principio uno de los participantes del reciente hecho, que todavía se debe comprobar que conducta llevó a cabo, fue perjudicado con otra situación en la que hubo disparos de arma de fuego. Pero aún se deben conocer las causales del caso que me toca a mí y del anterior que está a cargo del fiscal Damián Campos”, señaló.
En este momento se están recabando más pruebas, entre las que se cuenta con filmaciones de cámaras de seguridad de la zona.
El origen del ataque, según consideró el fiscal, podría ser por un enfrentamiento surgido por problemas previos que hubo entre los involucrados, descartando así un acto al azar o de otro tipo circunstancial.