Inicio La Pampa Ipav reinscribe y adjudicará las casas por sorteo

Ipav reinscribe y adjudicará las casas por sorteo

MIL VIVIENDAS: 560 SERAN CONSTRUIDAS POR MUNICIPIOS Y FINANCIADAS POR LA PROVINCIA

El Estado provincial lanzó ayer un Plan Provincial de Viviendas que implicará, para este año, el inicio de las obras para levantar mil casas sociales. Mi Casa 1 y Mi Casa 2 será el nombre de las dos operatorias que compondrán el programa habitacional. La primera, de 560 viviendas, será destinada a los municipios con una población de hasta 10 mil habitantes (ver aparte), y la segunda, con 440 unidades, será para las ciudades de Santa Rosa, General Pico, Toay, General Acha y Eduardo Castex.
El anuncio lo hizo ayer a la tarde el gobernador Sergio Ziliotto, quien brindó una rueda de prensa en el Salón de Acuerdos, acompañado por el ministro de Obras Públicas, Juan Ramón Garay, el presidente del IPAV, Jorge Lezcano, y la gerenta de Planificación y Adjudicación del organismo, Erica Jorgelina Riboyra. Por videoconferencia, participaron, además, los intendentes y las intendentas de los distintos municipios pampeanos.
«De la misma manera que unidos enfrentamos la pandemia iniciaremos un proceso de reactivación económica», dijo Ziliotto, en alusión a las autoridades comunales. «Es muy difícil, nos ha costado, ha costado en el país y en el mundo encontrar el equilibrio entre la salud y la economía. Día a día luchamos contra eso. Hemos logrado una apertura muy importante de la actividad económica pero eso no significa que nos quedemos quietos», añadió.

Dignidad e inclusión.
El mandatario sostuvo que la construcción de viviendas es uno de los principales dinamizadores de la economía, ya que no solo da empleo y genera actividad, sino que otorga dignidad e inclusión social. En total, la inversión que realizará el Estado para levantar las mil viviendas será de 2.900 millones de pesos.
Dijo también que la construcción de viviendas sociales debía estar regida por un principio irrenunciable, como la solidaridad, y por esa razón, sostuvo que aquellos que hoy tienen una casa producto no solo del esfuerzo de los gobiernos provinciales, sino de todos los pampeanos que pagan impuestos, iban a tener que hacer un esfuerzo mayor para que muchos que todavía no tienen su casa la puedan tener.

Cuotas más altas.
Esa fue la introducción para hacer otro de los anuncios de ayer: el aumento a mil pesos de las cuotas de las viviendas sociales de todas las operatorias vigentes. «A partir del 1 de septiembre, la cuota mínima de las operatorias Fonavis, cualquiera sea, será de mil pesos y en el mes de enero volveremos a actualizarla y ahí determinaremos un sistema permanente de actualización», afirmó.
Ante una consulta de este diario, desde el IPAV aseguraron que la gran mayoría de los adjudicatarios actuales están pagando cuotas por debajo de mil pesos, con lo cual, afrontarán un incremento en su cuota a partir de septiembre. Riboyra aseguró durante la rueda de prensa que casi la mitad de ellos paga la cuota mensual (48 por ciento).

Por sorteo.
Las 440 casas del plan Mi Casa 2 serán licitadas por el gobierno provincial, a través del IPAV, y tendrán 60 metros cuadrados. Ziliotto informó que se asignarán del siguiente modo: 210 en Santa Rosa, 120 en General Pico, 40 en Toay, 40 en General Acha y 30 en Eduardo Castex. A partir del 10 de agosto, los interesados deberán inscribirse en el IPAV, incluyendo a aquellos que ya lo están, pues la intención de las autoridades es actualizar el padrón.
El trámite podrá realizarse online, pero quienes no puedan hacerlo por algún motivo podrán hacerlo en forma personal en los lugares habituales. Las adjudicaciones estarán a cargo del IPAV, pero con una modalidad novedosa en la provincia: el sorteo. Una vez constituido por el IPAV el listado de los y las postulantes en base a parámetros socio-económicos, todos y todas las que estén en el padrón participarán del sorteo.
La modalidad es diferente a la que el organismo realizó anteriormente, cuando se definía, en base a criterios preestablecidos, quiénes iban a ser los adjudicatarios y luego se publicaba el listado para depurarlo, por ejemplo, a partir de denuncias contra personas que ya tenían vivienda o no cumplían alguno de los requisitos. La modalidad del sorteo, en cambio, fue utilizada por el Estado nacional, durante el gobierno de Cristina Fernández, en la operatoria Procrear Bicentenario.

Ingresos y cuotas
Durante la rueda de prensa, Ziliotto volvió a referirse a su intención de aplicar un sistema según el cual el monto de las cuotas a pagar por las viviendas sociales varíe de acuerdo a los ingresos de la persona que resulte adjudicataria. Quien más ingresos tiene, más paga.
Desde el IPAV, en un diálogo posterior con este diario, confirmaron que trabajan para establecer un sistema móvil que permita reducir o elevar el subsidio que el Estado destina a cada adjudicatario en función de su situación económica, pero con la movilidad suficiente para elevarlo si la persona pierde ingresos, y reducirlo, si los mejora.
En ese sentido explicaron que si una vivienda social tuvo un costo de 3,8 millones de pesos y el plazo de pago se estipula en 480 meses (40 años), la cuota debiera fijarse aproximadamente en 8.000, de los cuales el Estado subsidia 6.500 y el adjudicatario paga 1.500. El sistema a implementar debería permitir que si un adjudicatario mejora su nivel de ingresos, vea reducido el monto del subsidio y afronte una cuota mayor a los 1.500 pesos. Y por el contrario, si perdiera su empleo o viera reducido su salario, reciba un subsidio mayor.

Alivio para intendentes
El plan Mi Casa 1, que implica la construcción de 560 casas por administración municipal, contará con el financiamiento total por parte de Provincia, a diferencia de lo ocurrido en las etapas anteriores, cuando el Estado pampeano aportaba el 75% de los fondos y los municipios el resto. Ese anuncio era esperado por varios intendentes, que incluso antes de la pandemia tenían dificultades para costear su porción. Mi Casa 1 estará disponible a partir del 3 de agosto y los cupos para cada localidad se establecerán en función de la cantidad de inscriptos/habitantes y las tierras disponibles.