miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa Irracionalidad y violencia en un operativo de Tránsito

Irracionalidad y violencia en un operativo de Tránsito

MADRE E HIJO ESPOSADOS

Una mujer denunció que ella y su hijo de 16 años fueron amenazados y agredidos por personal de tránsito de la Municipalidad de Santa Rosa y por efectivos de la Policía de La Pampa, luego de resistirse a que le secuestren el auto a pesar de tener todo en regla.
El hecho se registró en la madrugada de ayer, cuando Estela volvía de buscar a su hijo y a su sobrino de una fiesta de cumpleaños a la que habían asistido. En diálogo con LA ARENA, relató el dramático hecho que le tocó protagonizar cuando, circulando por la calle González, frenó su vehículo en un operativo de tránsito.
Allí, los inspectores le solicitaron la documentación reglamentaria, la cual fue presentada por la mujer. Sin embargo, la póliza del seguro que tenía impresa estaba vencida, por lo que decidió buscarla de manera online. Al no encontrarla, se puso nerviosa y finalmente decidió bajar del vehículo debido a que familiares estaban en camino para asistirla.
Es gracias a ellos que escasos minutos después logró encontrar la póliza digital que demostraba que estaba circulando con los «papeles en regla». De todos modos, los inspectores ya había procedido a labrar el acta de infracción y a precintar el auto para su secuestro.
En ese momento comenzó el calvario para Estela y su hijo. Al intentar demostrar que poseía la documentación legal y que no existían motivos para que se llevaran el vehículo, el personal de Tránsito se negó rotundamente y comenzó una discusión que se fue elevando de tono.
«El alcohotest me dio negativo. No había motivo para retener el auto porque estaba todo en regla, incluso antes de que llegue la grúa. No tenía el seguro cinco minutos antes», comentó la damnificada.

Amenazas.
En ese ínterin, arribaron al lugar la grúa y efectivos policiales, con la intención de intervenir en el conflicto. Para ese momento, tanto Estela como su hijo se habían apostado sobre el capó del auto y continuaban insistiendo con que «no había motivo para que se lleven el auto». Según relató, «la mujer que conducía la grúa amenazó a mi hijo».
A su vez, precisó que no se negó a que le redacten la multa porque entendía que al día siguiente podía ir a hacer el descargo, pero sí quería evitar que se lleven el auto «porque es mi herramienta de trabajo». Pero la postura de los inspectores no cambió y fue muy hostil.
Incluso, a pesar de tener todos los papeles en regla, uno de los agentes de Tránsito le manifestó que «no le iba a entregar el auto por ‘el maleducado de él'», en relación a su hijo que también discutía con los efectivos.

Detenidos.
Estela también denunció la actitud violenta de los efectivos policiales, quienes le pedían a ella y su hijo que se calmen pero no intervenía ante el maltrato que le propiciaban el personal de Tránsito municipal.
A su vez, ante la insistencia de Estela y de su hijo, y su negativa a correrse del frente del vehículo para que no se lo lleve la grúa, los policías tomaron la determinación de utilizar la fuerza para llevársela detenida junto al menor.
«En eso intervienen los policías que forcejean conmigo para sacarme del auto. Cuando me esposan, veo a mi hijo que estaba en el piso esposado y con dos policías arriba». El menor quedó lesionado, con marcas en el cuerpo producto de la presunta agresión que mencionó Estela.
Luego, alrededor de las 6.15, ambos fueron detenidos y trasladados a las comisarías correspondientes, donde a la mujer se la notificó de una causa por resistencia a la autoridad. «Estuvimos detenidos hasta las 10.30 aproximadamente», agregó.

«Ensucia a la fuerza».
Estela afirmó que se trató de un momento «horrible, muy triste» y manifestó que «esta no es la policía que queremos porque se supone que está para cuidarnos y protegernos. Si bien no representa a toda la fuerza, ensucia a toda la fuerza». «¿Cómo le saco a mi hijo esa impresión de la policía?, porque ahora va a desconfiar de ellos», se preguntó.
Finalmente, sostuvo que durante la mañana de hoy, junto con su abogada, presentarán una denuncia por la situación que les tocó vivir.