Jardines: también problemas en San Luis

LA NACION LOS CONSTRUYO PERO TIENEN PROBLEMAS EDILICIOS Y NO SE HABILITAN

San Luis tampoco contará este año con los jardines de infantes construidos por el gobierno nacional a través del programa “Tres Mil Jardines”. A diferencia de La Pampa, donde los jardines están a medio construir, allí están terminados y entregados al gobierno puntano. Pero, según las autoridades provinciales, tienen deficiencias constructivas que impiden, de momento, su habilitación.
“El Gobierno de San Luis no abrirá los jardines que la Nación entregó”, publicaron en la semana varios portales informativos sanluiseños al dar cuenta de la novedad. Según detallaron “Son cinco instituciones de nivel inicial totalmente equipadas y a estrenar, pero están abandonadas. La inversión fue de más de $100 millones, formaron parte del Plan “Tres Mil Jardines”.
A fines de 2018 el Ministerio de Educación de la Nación entregó al Gobierno de San Luis cinco jardines de nivel inicial a estrenar y distribuidos en distintas partes de la provincia. Actualmente están en total estado de abandono, imposibilitados de formar parte de la oferta educativa para este año.
Desde el Ministerio de Educación nacional aseguraron que “los jardines fueron traspasados a San Luis para su administración y ahora la Provincia es la responsable legal”, según un portal. Pero ese fue un dato que el Gobierno provincial lo desmintió el miércoles.
La jefa del Subprograma Nivel Inicial del gobierno sanluiseño, Liliana Calcagni, fue entrevistada por el periodista Mario Otero en Nada Secreto de Radio Universidad Nacional de San Luis y explicó que los edificios “están en proceso de recepción” y aclaró que si aún no se los habilitó es por que “hemos detectado algunas cuestiones y se está trabajando”.
Mientras tanto los edificios permanecen abandonados, con todo el mobiliario a medida de los pequeños estudiantes.
El jefe de gabinete del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Manuel Vidal, ya había dicho que los edificios construidos en Villa Mercedes, Juana Koslay, La Punta y San Luis estaban listos “para comenzar el ciclo lectivo 2019”. Las instalaciones fueron entregadas con todo el mobiliario adaptado a las dimensiones de los alumnos. Están equipadas con bibliotecas móviles y fijas, bancos, sillas, pizarrones, calefacción, seguridad, refrigeración, internet y teléfono.
Vidal aseguró que estaban “listas” para ser estrenadas el primer día de clases. Pero eso no pasó, y difícilmente ocurra este año. La inversión fue de más de 100 millones de pesos, y las obras formaron parte del Plan “Tres Mil Jardines”.