Inicio La Pampa Cobró el IFE y abrió una bicicletería

Cobró el IFE y abrió una bicicletería

ES SANTIAGUEÑO Y QUEDO VARADO EN MARZO EN ESTA CIUDAD

El joven santiagueño Alberto Gómez está varado en General Pico desde el inicio de la cuarentena por Covid-19, decretada a mediados de marzo. Llegó a esta ciudad solo «por unos días» a visitar a su pareja, a quien había conocido en un viaje al norte argentino. Sin embargo, ante la imposibilidad de regresar a la ciudad de Córdoba, donde residía y trabajaba tuvo que repensar su vida y buscar una actividad laboral nueva. Como muchas personas, en este contexto sanitario particular tuvo que dejar su trabajo principal y se vio obligado a reinventarse, a buscar nuevos horizontes laborales.
En diálogo con LA ARENA, el joven de 23 años de edad que es profesor de educación física, contó como transcurren los días en la ciudad del norte pampeano, donde instaló una bicicletería luego de percibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), dispuesto por el Gobierno nacional en el marco de la pandemia.
«Estoy en Pico desde marzo, a donde en teoría vine a quedarme por unos días. Soy profesor de educación física y estaba trabajando en Córdoba en un club, con un equipo de triatlón. Al venir acá dejé de trabajar en eso. En ese tiempo tuve que esperar y ver que hacer, buscar alguna opción para tener algún tipo de ingreso. A mí me gustan mucho las cuestiones on line, y empecé a buscar que posibilidades podía tener», contó.
«Después de un tiempo empecé a hacer trascripciones para una empresa, a desgrabar audios. Luego pude cobrar el IFE y comencé a desarrollar una tienda on line. Con ese dinero empecé a desarrollarla y a pagar el alojamiento de la página. Ahí empecé a vender bicicletas a través de la tienda on line, y como vi que estaba bueno, busqué un local para iniciarme. Con el tiempo pude encontrar y empecé a comprar algunas bicicletas. Hoy por hoy, viene bastante bien», agregó.

Bicicletas.
El joven, que es oriundo de localidad santiagueña de Frías, señaló que el comercio está enfocado en la venta de bicicletas, y que solo hace algunas reparaciones básicas y esporádicas.
«El fuerte no son las reparaciones, no es el punto del negocio en si. La idea es un comercio deportivo por internet. Ahora dentro de la página de la tienda estoy desarrollando una plataforma para el ingreso de personas, para el ingreso de diversos productos que tienen que ve con el ambiente deportivo. Es por eso que estoy en búsqueda del capital para poder expandirla», dijo.
En este sentido, explicó que a futuro también es la intención de brindar asesoramiento sobre triatlones, a los y las atletas de la ciudad.
En el verano pasado, Gómez viajó por el norte argentino, donde conoció a su actual pareja, que es oriunda de General Pico. Este fue el motivo por el que llegó a esta ciudad en febrero primero, y en marzo después, donde quedó varado y ya radicado.
«Vine en febrero y después en marzo, con la idea de pasar unos días y ya quedé acá, donde desarrollé la bicicletería», dijo.