Inicio La Pampa Joven condenado a 5 años por intento de homicidio

Joven condenado a 5 años por intento de homicidio

AGRESION SALVAJE A UN VECINO EN EDUARDO CASTEX

Un joven castense fue condenado a cinco años de prisión por intento de homicidio por ser el responsable de «una emboscada» donde agredieron salvajemente a otro joven que había concurrido a acompañar a una chica hasta una vivienda en el Barrio Evita de Eduardo Castex. Los otros dos involucrados como «partícipes secundarios» fueron penados a tres años de prisión condicional, por lo cual quedaron en libertad.
El hecho ocurrió durante la madrugada del sábado 8 de diciembre. El joven Juan Alfredo Martínez (32) en ese momento radicado en Santa Rosa asistió a un baile de egresados en esta localidad, y luego habría concurrido a acompañar a una joven hasta el barrio ubicado en la zona sur. Allí fue interceptado, cerca de las 5, en el cruce de calles Bartolomé Mitre y Arturo Illia, por los jóvenes Gabriel Sánchez (19, albañil), Denis Cristian Meder (26, albañil) y Juan Alberto Schab (23, empleado), y lo agredieron con «un caño de metal, golpes de puño y patadas», y lo abandonaron «en estado de inconsciencia» para «darse a la fuga». El agredido fue trasladado al hospital local e inmediatamente derivado al Centeno, donde fue internado en terapia intensiva «en estado de coma con asistencia mecánica respiratoria y corriendo peligro su vida».

Juicio abreviado.
El Tribunal de Audiencia de Santa Rosa -conformado por Daniel Sáez Zamora, Andrés Olié y Gastón Boulenaz- condenó a Gabriel Sánchez a cinco años de prisión como autor del delito de tentativa de homicidio en perjuicio de Martínez, y le mantuvo la prisión preventiva hasta la finalización del proceso. En la misma sentencia, fueron condenados Denis Cristian Meder, como partícipe secundario de la tentativa de homicidio, y Juan Alberto Schab, por el mismo delito -más el de amenazas simples- a tres años de prisión de ejecución condicional, y ambos quedaron en libertad.
El conflicto penal se resolvió por la vía del procedimiento de juicio abreviado, que rubricaron la fiscala María Cecilia Martiní, el defensor oficial Juan José Hermúa, los defensores particulares Boris Vlasich y Marcelo Piazza y los tres imputados, quien reconocieron la autoría de los hechos. La querella particular también brindó su consentimiento al acuerdo.
A Schab se le atribuyó, además, haber manifestado expresiones amedrentantes contra Agustín Mariano Ruiz, con posterioridad, para que no lo mencione en su declaración testimonial como partícipe, situación que le generó temor.

Pruebas judiciales.
Los jueces tuvieron en cuenta las pruebas de los certificados médicos, la denuncia del padre de la víctima, los resultados de los allanamientos, un informe de Análisis de Polimorfismos de ADN -con fines comparativos- confeccionado por el Laboratorio de Genética Forense del Ministerio Público Fiscal, y actas de declaraciones testimoniales prestadas en la comisaría de Eduardo Castex.
«El hecho y la participación de los imputados, ha quedado debidamente acreditado, no solo por la confesa responsabilidad penal asumida por ellos; sino porque los acusados mantuvieron sus dichos, en forma conjunta con sus defensores, durante la audiencia de visu donde el Ministerio Público Fiscal y la querella particular ratificaron el acuerdo», indica la sentencia.
«La fiscalía en conjunto con el acusador privado, han dado cuenta y justificado el cambio de calificación respecto del dado en el auto de apertura a juicio con relación a Meder y Schab (en un primer momento habían sido imputados de los delitos en calidad de autores), considerando la efectiva actividad desplegada por ambos en el hecho investigados -expresó el Tribunal-. De ese modo, y en atención a las declaraciones de dos testigos, es posible concluir en la calificación ahora sostenida por las partes» en el acuerdo de juicio abreviado.
Finalmente, y atento a las condenas en suspenso para Meder y Schab, se le fijaron a ambos las siguientes pautas de conducta durante dos años: fijar residencia, someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras, y no poder acercarse a menos de 200 metros de Martínez y de sus domicilios en Castex y Santa Rosa.