Inicio La Pampa Joven contagiada en la escribanía adonde fue el "cenador" judicial

Joven contagiada en la escribanía adonde fue el «cenador» judicial

"ESTABA TRABAJANDO"

(General Acha) – Celeste Ponce de León (26 años), fue una de las tres personas que dio positivo para Covid-19. La joven recibió la noticia ayer por la mañana de parte de las autoridades de salud pública, pero desde hace unos días estaba aislada -junto a sus padres- porque había mantenido contacto con el caso cero de esta ciudad.

Poco después de haber tomado conocimiento sobre el resultado del hisopado, de manera voluntaria decidió hacerlo público, y optó efectuarlo a través de la cuenta que posee en la red social Facebook. Allí, dejó en claro que había contraído coronavirus «trabajando», no por «ir de joda» o por «romper las reglas».

A diferencia de la actitud demostrada por el empresario y productor rural (caso cero), Celeste decidió compartir la noticia, que obviamente no tardó nada en viralizarse.

Posteo

En su cuenta posteó: «No tengo la obligación de hacer público esto, pero entiendo la preocupación de algunos, y la ‘cacería’ de otros, hay gente preocupada y otra mal intencionada. No tuve contagio por ir de joda, ni romper las reglas. Tampoco formo parte del grupo que tanto llaman ‘Gente de bien’, no de ese. Si del verdadero grupo de gente de bien, porque fui educada por padres maravillosos, que me enseñaron los valores que toda persona debe tener».

La joven también escribió: «Y me rompo el lomo trabajando como cualquier otro ciudadano. Me contagie trabajando, si leen bien, trabajando. Porque otra persona no fue responsable con su propia situación. Nadie busca contagiarse, pero todos sabemos cómo comportarnos».

Irresponsabilidad

La conducta demostrada por el empresario, dejó en evidencia la irresponsabilidad con la que se condujo después de haber viajado a un campo de la localidad bonaerense de Pellegrini, donde se produjo un brote que repercutió directamente sobre la localidad de Catriló. Desde ese entonces, no sólo protagonizó un extenso raid, con múltiples reuniones sociales y de amigo -incluso la cena de los jueces-, sino que también hizo trámites en la ciudad.

Fuentes confiables informaron a LA ARENA que el lunes por la mañana (Día del Amigo), se hizo presente en la escribanía Bruno -ubicada sobre calle Avellaneda, entre Campos y Victoriano Rodríguez-, en pleno centro de la ciudad, a los fines de realizar unos trámites. Fue atendido por Celeste Ponce de León, quien más allá de haber adoptado todos los recaudos (uso de barbijo y demás), resultó contagiada.

En esa oportunidad, la joven estaba cumpliendo funciones sola en la escribanía, por lo que el empresario sólo fue atendido por ella. El tema fue que el empresario permaneció bastante tiempo en esas oficinas, aclararon las fuentes consultadas.

Ocultamiento

Por otra parte, más allá que la joven se aisló después de tomar conocimiento que el empresario había dado positivo para Covid-19, al momento de informar a las autoridades sanitarias sobre el raid que había hecho y con qué personas había mantenido contacto, nunca mencionó que concurrió a la escribanía Bruno. Mucho menos, que había sido atendido por su empleada, Celeste Ponce de León. Ello, a pesar que fue un trámite por el cual estuvo bastante tiempo.

Al cierre de esta edición la joven Celeste Ponce de León era trasladada hacia un hotel de la capital pampeana, donde cumplirá la cuarentena y tendrá un seguimiento de parte de personal de salud pública.

Escribanía

Asimismo, se informó que la escribanía Bruno mantiene sus puertas cerradas desde hace unos días. En un principio porque la escribana Gabriela Bruno había viajado a Buenos Aires por cuestiones de salud, y a su regresó cumple con el aislamiento correspondiente en su domicilio particular. Luego, se sumó el hecho que la empleada Celeste Ponce de León debió aislarse porque mantuvo contacto con el caso cero. Esto se produjo, cuando ya se sabía el resultado positivo que arrojó el hisopado hecho al empresario achense.

De todas formas, en las últimas horas, la escribana informó también a través de las redes sociales, sobre la determinación de cerrar las oficinas de manera temporal, a los fines de contribuir al cuidado de empleados y clientes; y evitar así, la propagación del Covid-19 en General Acha.