Inicio La Pampa Joven ofrecía test para detección de Covid-19

Joven ofrecía test para detección de Covid-19

ALLANAMIENTO EN EDUARDO CASTEX

Un joven castense vendía en las redes sociales test rápidos para la detección del Covid-19 con un costo de 35 dólares. El posteo rápidamente se viralizó entre los usuarios, y derivó en un allanamiento de la policía en la vivienda céntrica de Eduardo Castex. El joven quedó imputado en una causa judicial y prestará declaración «la próxima semana» en los organismos judiciales. Ayer desde el Centro Cívico pampeano aseguraron que estos productos «no son oficiales».
El posteo del joven castense ofreciendo test rápidos de detección de virus generó -el jueves a la noche- una rápida repercusión en las redes sociales. Hubo quienes se interesaron por el producto motivados por el temor que genera la pandemia del virus que provocó una crisis
sanitaria y económica global; y otros desconfiaron porque actualmente no hay disponibilidades ni en las farmacias y hasta los entes gubernamentales tienen dificultades -logísticas y económicas- para acceder a estos productos para dar respuestas a las demandas que están provocando desbordes sanitarios -fundamentalmente- en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).
La policía castense cuando tomó conocimiento rápidamente realizó consultas con distintos organismos sanitarios y judiciales, para interiorizarse si los test eran de venta libre, o se trataba de una publicidad engañosa y/o fraude a los potenciales clientes.
Ayer al mediodía se concretó un allanamiento en una vivienda ubicada sobre Diagonal San Martín, entre calles Estanislao Zeballos y Estrada. Allí reside el joven que ofrecía para la venta los test para detectar el Covid-19. La policía no encontró ningún test, pero secuestró el teléfono
celular que se habría utilizado para hacer el posteo en las redes sociales.
Las versiones indican que el imputado habría tenido contacto con personas de Buenos Aires, quienes le habrían ofrecido este producto para la venta. «Parecería que trabajaba con pedidos», indicaron fuentes consultadas.
Durante la requisa domiciliara, el joven espontáneamente habría brindado una versión a los agentes policiales. Argumentó que desconocía que no se podía comercializar el producto.

Estafa.
Ayer algunas fuentes indicaron que el teléfono celular secuestrado será peritado para determinar de donde provendrían los test y si concretó ventas online.
El joven quedó imputado en una causa judicial que sería caratulada Estafa, y debería prestar declaración «la próxima semana» ante las autoridades judiciales.
Un funcionario del Ministerio de Salud de La Pampa ayer aseguró que estos productos «no son oficiales», y otros profesionales advirtieron que no se compren productos que no están reconocidos por organismos sanitarios y/o se comercialicen en comercios autorizados para la venta de productos sanitarios.