Inicio La Pampa Joven recibió un ladrillazo en la cabeza y está grave

Joven recibió un ladrillazo en la cabeza y está grave

EN 25 DE MAYO

La madrugada de ayer en esta localidad fue agitada y violenta. La situación más grave se dio cuando un joven recibió heridas de gravedad al recibir un ladrillazo en la cabeza, y tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, donde quedó internado. Fue en el marco de una «juntada» ilegal en la que «nadie vio nada». La policía llegó al lugar tras recibir la llamada de un vecino, algunos resistieron al orden de cesar la actividad y otros huyeron. Hay varias causas abiertas.
De acuerdo a lo informado oficialmente, minutos después de la medianoche, un llamado anónimo alertaba sobre una fiesta ilegal en un domicilio de la calle Santa Rosa y La Humada. El móvil policial se acercó al lugar y efectivamente constataron que en una casa se escuchaba música en tono excesivamente alto y había movimientos en el interior que denotaban la presencia de varias personas.
La policía debió llamar a la puerta con insistencia. Hasta que en un momento fueron atendidos por un hombre, aparentemente el dueño de casa, quien admitió que allí se estaba desarrollando una reunión social, pero que se negaban a cesar con la fiesta.
La policía, ante la resistencia, comenzó labrar actuaciones penales entre las cuales procedió a identificar a los asistentes. Ante esta realidad la mayoría optó por escaparse del lugar lo que produjo una desbandada.

Una pelea.
Mientras estaban en esa tarea, la policía recibió un nuevo llamado pidiendo presencia por una pelea callejera que estaba en desarrollo en un punto ubicado en inmediaciones de calle Santa Rosa y Limay Mahuida, muy cerca de la «juntada». Cuando un móvil se presentó, se encontraron con una importante aglomeración de personas, aparentemente asistentes que había huido de la «fiesta desbaratada». Allí hallaron a dos personas que daban muestra de sufrir heridas por la refriega, por lo que llamaron al hospital para que sean asistidos.
Cuando los trataron de identificar y que aportaran información de lo sucedido se encontraron con su negativa. Y, además, cuando llegó la ambulancia con personal sanitario se negaron a ser atendidos.

Un ladrillazo.
Inmediatamente después, la policía es advertida de otro incidente en las inmediaciones. Cuando llegaron al lugar encontraron a un joven, de 20 años de edad, con una herida sangrante en su cabeza. No obstante allegados del traumatizado decidieron llevarlo por sus propios medios al hospital. En ese momento, los funcionarios inquirieron información de los presentes pero en todos los casos fueron reticentes. Luego se supo que alguien le había propinado un ladrillazo.
La herida revestía tal gravedad que cuando el joven ingresó al hospital, de inmediato fue trasladado en ambulancia al hospital de General Acha. Allí comprobaron que el traumatismo merecía atención de mayor complejidad por lo que fue derivado al hospital Lucio Molas.
El medio local, Radio Génesis, recogió el testimonio de la madre del joven agredido. Afirmó que su hijo intentó intervenir para frenar la pelea y recibió un ladrillazo en la cabeza, provocándole un profundo corte en la cabeza. «Los que le pegaron se hacían las víctimas delante de la policía», afirmó la mujer.