Inicio La Pampa "Jueces tienen miedo del escrache"

«Jueces tienen miedo del escrache»

CUESTIONAN FALLOS "AUTOMATICOS" EN CASOS DE DELITOS DE ABUSO SEXUAL Y/O VIOLENCIA DE GENERO

«Le tienen pánico al escrache», sostuvo un conocido abogado defensor al hacer mención a cómo actúan los Jueces de la Audiencia de Juicio, ante casos en los que deben resolver delitos de abuso sexual y/o vinculados a violencia de género.
Por estas horas defensores que se desempeñan en el foro penal señalaron que «para los jueces es más fácil condenar que absolver» en esas situaciones, «aunque obviamente no signifique que todos los condenados por abusos sexuales no están bien condenados», admiten.

Un tema de debate.
A partir de una charla motorizada por el Colegio de Abogados y la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UNLPam, en la que disertó el doctor Hernán Gullco, el tema tomó estado público, y es materia de debate en ámbitos tribunalicios.
Fiscales, jueces, y abogados de las tres circunscripciones judiciales, participaron de la actividad en la que el disertante, de especial calidad y reconocida trayectoria. habló sobre los estándares a respetar a la hora de analizar causas de abuso sexual y/o violencia de género en materia penal.
En el ida y vuelta con quienes estuvieron en el encuentro se indicó que «en muchas oportunidades el testimonio de la víctima suele ser la única prueba, y eso no debiera implicar que necesariamente por si solo alcance para fundar una condena».
Gullco manifestó que el juez de juicio deberá moderar ese testimonio pero hacerlo con especial rigor porque el principio de inocencia sigue vigente.

Jueces influenciados.
Ciertamente los abogados consideran que en el tema «hay que buscar el delicado equilibrio que permita garantizar el derecho de ambas partes. La presunción de inocencia, de raíz constitucional, no puede ceder solo ante un relato -que a veces presenta contradicciones y/o fisuras lógicas- solo porque provenga de la víctima», afirman.
El profesional que habló con este diario -y que pidió no difundir su identidad «para que no se la agarren con el mensajero», dijo- agregó que «muchas veces los jueces se dejan influenciar por los dictámenes periciales de psicólogos y otros profesionales de otras áreas del saber, llegando a resolver la culpabilidad o inocencia de un acusado sin analizar de modo crítico estos aportes».

Rol indelegable del juez.
Cabe admitir que la psicología, la psiquiatría y otras ramas de las ciencias sociales pueden hacer aportes relevantes que ayuden al juez a resolver un tema legal pero nunca deberían esos aportes suplir el rol de juzgar que tiene el juez, y que debe entenderse como indelegable.
«El acusado no debe demostrar que no cometió el delito que se le atribuye, ya que esa tarea le corresponde a quien acusa, y cualquier duda debe ser usada en beneficio del acusado», opinó otra profesional en el mismo sentido. «Son premisas elementales, que sin embargo parecen relajarse y dar menor garantías a los ciudadanos que deben enfrentar una causa por un delito de violencia sexual y/o de género», completó.

Faltaron los jueces de Audiencia.
Si bien en la charla de Hernán Gullco hubo integrantes del Poder Judicial, un abogado observador expresó que «uno tiene que ser menos cáustico para no tener problemas, pero la verdad es que si bien pudimos ver que había algunos operadores del sistema, como un integrante del Superior Tribunal (Fabricio Ildebrando Luis Losi), fiscales y jueces de control, no hubo ningún juez de Audiencia. Sólo una secretaria, pero no los jueces que podrían ser cuestionados».
Otro de los abogados que actúan en el foro penal también hizo su aporte, señaló que «falta trabajo, falta desarrollo en las sentencias», a la vez que también le apuntó «al funcionamiento del Tribunal de Impugnación Penal, porque por mandato constitucional es el que puede revisar un fallo condenatorio de manera amplia».
Destacó que es «el último recurso del condenado para que se revise su situación de manera amplia, (y los jueces) tienen que revisar todas las cuestiones agotando la capacidad de rendimiento, y pueden analizar todo tipo de cuestiones. Eso no sucede con la Casación donde hay un recorte del derecho».

El rol del TIP.
Los defensores destacaron que el TIP «debe asumir el rol fundamental que tiene en la vida de la gente, y no lo está haciendo. Está en juego la libertad o no de una persona, cualquiera sea el tipo de delito», enfatizan.
El miedo al escrache parece ser un condicionante, y en ese sentido se mencionó un reciente caso en General Pico, donde una magistrada se negó a otorgar una libertad ordenada por el Superior Tribunal. «Hubo que presentar un hábeas corpus, porque la jueza había elegido no quedar expuesta al escrache», recordaron.
«Los abogados defensores también estamos expuestos, y al reclamo social porque defendemos a determinada persona, aunque sea una tarea técnica… si con eso alcanza para conseguir la libertad de un detenido bien, y de probarse su culpabilidad -teniendo en cuenta todas sus garantías- el acusado tendrá que hacerse cargo».

Juez: «He absuelto».
Un juez de Audiencia, quien no quiso que se diera a conocer su nombre para evitar ser recusado en alguna causa por delitos de abuso sexual o con perspectiva de género, no obstante expresó lo suyo.
«Considero que la opinión de los defensores es tan respetable, como cualquier otra que se pudiera verter en un sentido distinto a lo que están diciendo», señaló.
No obstante indicó: «En mi caso he absuelto en varias causas por delitos sexuales; y hasta me tocó una oportunidad donde no había Cámara Gessel y determiné la absolución, pero el Superior Tribunal de Justicia lo dio vuelta».
Ampliando sobre «esta tendencia que hay, en España -donde no se utiliza la Cámara Gessel-, se ha establecido que existe un alto porcentaje de error judicial. En mi caso no es automático condenar en esos casos y es más, muchas veces cuestiono informes de los psicólogos, que dicen por ejemplo que un relato ‘es creíble’, y pareciera que eso lo convierte en juez, cuando un relato no es en sí mismo la verdad. Puede serlo o no», cerró.
Lo que está claro es que el debate está instalado: ¿Los jueces de Audiencia condenan en muchos casos de manera automática, o por el contrario toman todos los recaudos para determinar la sentencia más justa?
Un tema que, seguramente, deberá merecer más consideraciones en el ámbito de la Justicia.