sábado, 19 septiembre 2020
Inicio La Pampa "Traté de buscar nuevos proyectos"

«Traté de buscar nuevos proyectos»

SER ARTISTA EN GENERAL PICO DURANTE TIEMPOS DE PANDEMIA

La actriz piquense Julieta Martín regresó a General Pico durante el verano, para radicarse otra vez en esta ciudad, luego de haber vivido catorce años en Córdoba. Llegó con propuestas laborales concretas, que se cayeron cuando se inició la cuarentena obligatoria por la pandemia de Covid-19. En todo este tiempo tuve que reinventarse artísticamente para generar nuevos proyectos.
«Yo soy un caso bastante positivo, porque soy muy de la auto gestión. Dedicarse al arte es toda una elección y no te podes dormir. Más allá de que en este tiempo fue muy jodido para las artes en general, porque siempre la tenemos que luchar más, traté de buscar alternativas y posibilidades, proyectos nuevos o reversionar los que tenía, cambiarles de formato. Me fui por ese lado, en vez de ver lo negativo, y empecé buscar con que herramientas podía seguir haciendo mi arte», señaló Martín en diálogo con LA ARENA.
«El hecho de venirme a La Pampa, ya fue toda una decisión de empezar de cero. Me había venido con algunos trabajos pero con el tema de la pandemia, ninguno se dio. A mi me cuesta mucho trabajar con la tecnología, porque soy más del papel y el lápiz, entonces tuve que empezar a amigarme con estos medios», agregó.

Radio.
Durante los primeros meses de cuarentena, la piquense se dedicó a la lectura, a «tomar cursos vía on line» y al entrenamiento físico, desde «el yoga, la gimnasia y el entrenamiento actoral».
Luego surgió la posibilidad de trabajar en «un programa de radio» que se emite por las redes sociales, y «esa fue la primera propuesta laboral» más seria que tuvo.
En ese contexto, le dio vida a dos personas que estaban latentes, como el de «la Tía Olguita, que trata sobre cuestiones sociales que a mi me interesa abordar y trata de aggiornarse a las nuevas tecnologías»; y por otro lado, su sobrina, «La fusa inspiradora, que hace canciones a pedido».
«Eso fue una salida laboral bastante contundente, porque me podían contratar para que yo le cambiara la letra a un tema. Había un aniversario y me llamaban para que yo les mandara una canción. Les hablo de esta persona homenajeada, hago una puesta en escena y le paso el video filmado. Es algo que yo hacía siempre para mis familiares y amigos, y ahora surgió como un trabajo», contó.

Talleres.
De regreso a la Fase 5 de la cuarentena en La Pampa, Martín retomó con los ensayos y el dictado de talleres.
«Ahora también estoy dando clases en Ruidos y Nueces, donde tengo dos talleres de teatros para gente adulta, y coordino un taller de entrenamiento actoral para actores y actrices pampeanos. A partir del 8 de septiembre voy a dar un taller de teatro para niños y ensayo una obra, también en Ruidos y Nueces», manifestó.
«La Pampa me hizo muy bien para mirarme, observarme y escucharme, porque yo soy muy intensa. La Pampa, la cuarentena y el encierro, me hicieron ver que me gusta y hoy estoy haciendo lo que me gusta, lo estoy disfrutando, señaló.
«No es que en Córdoba no me gustara lo que hacía, pero era un trabajo más sistematizado, más rutinario. Acá todos los días me levanto, y más allá de que tengo esos trabajos que son independientes, pienso en otras cosas para hacer y generar ingresos, y que me guste y que sea de lo mío», finalizó la actriz.