Inicio La Pampa "Juntarnos fue un mimo para el alma"

«Juntarnos fue un mimo para el alma»

LOS PRIMOS FISCHER, UNIDOS POR EL CORAZON Y LA AMISTAD, SE REUNIERON EN SANTA ROSA

(Winifreda) – En las instalaciones de un conocido local gastronómico de Santa Rosa se produjo el fin de semana el primer encuentro de primos descendientes de matrimonios Fischer, familias tradicionales de Winifreda. Decidieron realizar esta reunión de familiares con el objetivo de recordar su infancia, no olvidar sus orígenes y compartir sus historias de vida.
En total eran 18 primos, pero desde distintas localidades pampeanas y bonaerenses, donde hoy están radicados, llegaron 14 con sus respectivas parejas e hijos en algunos casos. Solo cuatro faltaron a la cita por razones particulares. En total eran más de 35 personas.
Con enorme alegría y felicidad compartieron el almuerzo y las charlas se extendieron hasta el atardecer. Tuvieron tan buena comunicación que acordaron volver a verse a partir de ahora dos veces por año. La organizadora del encuentro fue Elida Resler. Ella vive en Santa Rosa y tenía deseos de pasar un tiempo agradable con sus seres queridos a los cuales veía de vez en cuando en funerales.
«Siempre estábamos en contacto porque hace un año una prima creó en Facebook el grupo ‘Los Primos Fischer’. Nos saludábamos diariamente, nos deseábamos feliz cumpleaños y esa relación virtual siempre terminaba encontrándonos en un velatorio», contó Elida a LA ARENA. Surgió entonces la idea de verse en un ambiente más placentero.

Organización.
«Hace dos meses me pidieron que organizara un encuentro y realmente lo necesitábamos porque después que se murieron nuestros abuelos cada uno fue armando su familia y se hizo más difícil. Con algunos hacía más de 30 años que no nos veíamos», señaló la entrevistada.
Con una buena dosis de motivación «nos pusimos en campaña con mi primo Héctor Feininger de Eduardo Castex». Cuando tenía todo planificado le puso fecha y hora al encuentro.
«Nos reunimos el 30 de junio en el restaurante de La Rural de Santa Rosa», fue el mensaje que les envió a sus primos por Whatsapp. Viajaron desde Winifreda, Eduardo Castex, Trenel y los más lejanos desde las ciudades bonaerenses de 30 de Agosto y Trenque Lauquen. Desde las 9 de la mañana le mandaban mensajes a Elida avisándole que estaban saliendo de sus lugares de residencia. Los primeros llegaron a las 11 al lugar elegido para el evento. Elida recibió a todos sus primos con sus respectivas parejas en medio de abrazos, risas y lágrimas.
«Somos 18 en total y participaron 14. Los que faltaron fue porque uno vive en Córdoba, otra estaba enferma y demás cuestiones», explicó.

Recuerdos en el campo.
Consultada sobre las edades de los primos, al respecto respondió que van desde los 35 hasta los 56 años. Mientras degustaban un exquisito menú afloraron los recuerdos de acontecimientos importantes de las familias y épocas de antaño. «Nos acordamos de los días que pasábamos en el campo de los abuelos Antonio Fischer y Magdalena Heck que tenían cerca de Winifreda. Ahí festejábamos cumpleaños, navidades y la pasábamos muy bien. El abuelo nos llevaba en la chata rusa a repartir leche», contó Elida y agregó «la verdad que volver a juntarnos estuvo muy bueno, fue unos mimos para el alma. Después de la comida llevamos tortas para el mate. Vivimos momentos inolvidables». La sobremesa se extendió hasta las 19. «La vida diaria nos llevó a tener un ritmo de vida muy apresurado, más cuando cada primo formó su familia y los hijos demandaban tiempo. Ahora estamos un poco más relajados, los chicos están grandes y ubicados en sus cosas, entonces decidimos continuar con estos encuentros que refuerzan los lazos de sangre», concluyeron los familiares en la reunión. «Ya tenemos programado vernos nuevamente el 18 de agosto venidero. Ese día, un tío que vive en 30 de Agosto (Buenos Aires) cumple 80 años y si Dios quiere vamos a estar todos acompañándolo en su cumpleaños». El estado de salud de los primos «es excelente», motivo suficiente para alcanzar la meta propuesta. Cabe destacar que los abuelos Fischer nacieron en Argentina pero sus padres eran alemanes.