Inicio La Pampa Juzgan a un hombre por caso de trata

Juzgan a un hombre por caso de trata

El Tribunal Oral Federal juzgará a un hombre que se encuentra acusado del delito de trata de personas con fines de explotación sexual y explotación económica. De acuerdo a la causa, el imputado aprovechó la vulnerabilidad de la víctima y la sometió a través de violencia física, sexual y psicológica.
El Ministerio Público Fiscal informó que el próximo 16 de octubre, ante el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa, comenzará el juicio a un hombre acusado de los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual y explotación económica de la prostitución ajena, aprovechando la situación de vulnerabilidad de la víctima. En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrá el fiscal Leonel Gómez Barbella.
Al imputado se le endilga haber explotado a la joven mediante la obtención de provecho económico del comercio sexual. Según indicó la investigación, el hombre inició una relación de noviazgo con ella, se aprovechó de su vulnerabilidad y la sometió al ejercicio de la prostitución a través de amenazas, violencia física, sexual y psicológica. Los hechos ocurrieron desde diciembre de 2018 hasta mayo de 2019 en la capital provincial, siempre en horario nocturno.

Inicio de la investigación.
Las pesquisas comenzaron en febrero de este año a raíz de la recepción de un llamado al área Trata de Personas de la Policía de La Pampa, que detallaba que había una mujer que se encontraba ejerciendo la prostitución en la calle, en un barrio de Santa Rosa.
Por estos motivos, se remitió al lugar un móvil policial y se identificó a la joven, de 22 años, e inmediatamente se presentó el ahora imputado, preocupado por si existía algún problema.
Al tomar conocimiento de estas circunstancias, el fiscal a cargo de la Unidad de Delitos que impliquen Violencia Familiar y de Género del MPF de Santa Rosa, Cristian Casais, dispuso investigar la existencia de indicadores que dieran cuenta de la presunta situación de explotación en la que se encontraría la joven.
Luego, a través de una serie de tareas de vigilancia que se llevaron adelante, se constató el arribo de hombres a esa zona en distintos momentos, quienes se retiraban con la joven y volvían después de un rato y le entregaban «algo» al imputado, quien le exigía esa entrega, en ocasiones, mediante fuertes insistencias, conductas intimidantes y zamarreos.
Por ese motivo, se ordenaron más medidas y en junio el mencionado fiscal se declaró incompetente y envió la causa al fuero federal de Santa Rosa. Finalmente, en julio, el fiscal federal Gómez Barbella solicitó el requerimiento de elevación a juicio.