Inicio La Pampa Kohan: "no tenemos nada que ocultar"

Kohan: «no tenemos nada que ocultar»

EL MINISTRO DIJO QUE HAY FUNCIONARIOS QUE NO SE VACUNAN POR MIEDO AL "ESCRACHE"

El ministro de Salud Mario Kohan acompañó al gobernador Sergio Ziliotto durante la rueda de prensa que se realizó en el Salón de Acuerdos para anunciar el Informe Semanal sobre el Plan de Vacunación contra el Coronavirus. Al cerrar el encuentro con la prensa, reveló que varios funcionarios del gobierno pampeano que debían aplicarse la vacuna Sinopharm, destinada a personas de 18 a 59 años con factores de riesgo, no fueron al vacunatorio por temor a ser acusados de recibir vacunas de privilegio por ocupar cargos en el Estado.
«Me están llamando funcionarios, no voy a decir nombres porque no voy a cometer ese desliz, que me dicen que están en la franja etaria de 18 a 59 años y me dicen: -Ayer me convocaron para vacunarme. Y no fui. -¿Y por qué no fuiste? -Por que me van a sacar fotos, va a salir en todos los medios y me van a destruir».
«Por favor, estamos todos locos, tenemos la cabeza quemada -reflexionó Kohan-. Nosotros no llamamos por función, puede ser un funcionario público o chofer de un camión. Si la persona es obesa se tiene que vacunar. En mi propio ministerio me dicen que les llegó el turno pero no fueron porque tienen miedo que me ‘maten’ a mí. Yo le pido a todos los funcionarios públicos que se vacunen cuando les den el turno, porque no se los va a vacunar por funcionarios sino porque son obesos o porque tienen una enfermedad tumoral», aseguró.
El titular de la cartera de Salud dijo que lo ocurrido es «un verdadero dilema ético» pero se mostró dispuesto «a recibir todas las denuncias» por vacunar a funcionarios que integren los grupos de riesgo. «Antes de ser un funcionario es un ser humano y si corresponde se tiene que vacunar. No tenemos nada que ocultar», sostuvo en forma enérgica.

Obesidad.
En otro pasaje de la rueda de prensa, Kohan recordó que la vacuna de Sinopharm que compró el Estado argentino, de las cuales 5.352 llegaron a La Pampa, no se pueden aplicar a mayores de 60 años, entonces se están aplicando a una población de 18 a 59 años. «¿A quiénes se las aplicamos? Comenzó el ciclo lectivo y se priorizaron docentes, pero también pacientes obesos y con enfermedades tumorales -les pedimos que fueran con recomendación del médico oncólogo-«, dijo.
El ministro informó que hacia finales de febrero, en el mundo se contabilizaban 2,5 millones de fallecimientos por coronavirus, de ellos, 2.2 millones correspondieron a personas son sobrepeso u obesidad. «Lo que hace el Gobierno de La Pampa tiene una explicación, tiene un anclaje científico, donde hay conocimiento», dijo.
-El gobernador dijo que el objetivo de la provincia en la primera etapa era vacunar a 113 mil personas. ¿Con eso se lograría la inmunidad de rebaño?
-Esto es conceptual. El gobierno trabaja en función de priorizar los grupos de riesgo. Es la etapa de la vacunación que disminuye la morbimortalidad. Con la vacunación disminuimos los casos graves y la mortalidad. Para la inmunidad de rebaño hay que inmunizar al 70% de la población mundial. Por eso es incomprensible que el 80% de las vacunas estén concentradas en los diez países más ricos. No se van a salvar solos.

Prevención.
Kohan resaltó que lo que está probado científicamente respecto a la enfermedad es que las medidas de prevención, estemos o no vacunados, como el uso del barbijo, el distanciamiento físico y el lavado de manos, son más importantes que la vacuna, más aun en países como Argentina, donde el plan de vacunación recién está despegando. «Estamos muy ansiosos por crecer en el programa de vacunación, pero piensen siempre que está orientado hoy en día a reducir la mortalidad, al igual que los tratamientos que estamos implementando», sostuvo.