Kroneberger insiste por equinoterapia

El diputado nacional Daniel Kroneberger (UCR-La Pampa) presentó ayer un proyecto de ley de equinoterapia que tiene por objeto proteger a las personas con capacidades especiales en todo el ámbito de nuestro país, alcanzando el goce pleno de los derechos inherentes a la persona, de aquellos con padecimientos mentales que se encuentren dentro del territorio nacional. El legislador pampeano ya había presentado la iniciativa en 2016, y al perder estado parlamentario, lo volvió a representar.
De acuerdo con la iniciativa, “se consideran parte de esta ley los principios que emanan de la las Naciones Unidas para la protección de los enfermos mentales, adoptado por la Asamblea General de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud, para la reestructuración de la Atención Psiquiátrica”.
“La Equinoterapia es una terapia que complementa al resto de terapias de rehabilitación, pero las obras sociales en la actualidad, no la reconocen como tal, porque justamente no está regulada y no se encuentra dentro del nomenclador nacional de discapacidad”, señaló el legislador pampeano al fundamentar su proyecto.

Relación afectiva.
Se propone en este caso específico, según explicó Kroneberger, “el uso de la equinoterapia como medio de alcanzar una relación afectiva con el caballo y este contacto le permita integrarse de una forma más normalizada a la sociedad”.
“Este tipo de terapia permite que el discapacitado pueda estimular el sistema circulatorio, respiratorio, regular el tono muscular, estabilizar el tronco y la cabeza, e incrementar la elasticidad, la agilidad y la fuerza muscular, entre muchas otras”, añadió el diputado nacional.
En el ámbito de esta iniciativa se reconoce que el uso de la terapia ecuestre constituye “un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, alcanzando una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona”.
En el marco del proyecto se reconoce a la discapacidad como aquellas deficiencias que tienen determinados sujetos como ser parálisis cerebral, ataxias, lesiones medulares, lesiones cerebrales, espina bífida, Parkinson, distrofia muscular, Síndrome de Rett, fibromialgia, Síndrome de Down, fibrosis quística, trastorno de desarrollo, esclerosis múltiple, autismo, politraumatismos y retraso psicomotor.
“El uso de animales preparados para el trabajo con personas de discapacidad física, psíquica y sensorial ayuda al mejoramiento de la salud”, sostuvo también Kroneberger en la presentación del proyecto.