“Kuky”, de Ushuaia a Alaska caminado

UN AVENTURERO RECORRERA 28.000 KILOMETROS POR AMERICA. PASARA POR SANTA ROSA

Un excéntrico caminante está a punto de ingresar a La Pampa. Salió de la capital de Tierra del Fuego en Octubre y su meta es Alaska. Primero unirá las 23 capitales argentinas, y la próxima es Santa Rosa.
Un hombre de 60 años, Martín Esteban Echegaray Davies, descendientes de galeses y vascos, nativo de Trelew y dueño de un gran espíritu aventurero, está ejecutando su plan de caminar desde Ushuaia hasta Alaska, tarea que le demandará, según sus cálculos, unos tres años. Partió de capital fueguina en octubre, y en estos días saldrá de la ciudad de Neuquén con destino a Santa Rosa. En Argentina unirá todas las capitales. En total piensa recorrer 28 mil kilómetros.
El caminante, más famoso como “Kuky”, es muy conocido en la Patagonia por esta excentricidad. El diario El Chubut reveló que Martín ya ha hecho otras caminatas, como “Tras las huellas de Fontana y sus rifleros” entre 2015 y 2016, de 2.152 kilómetros en homenaje a la expedición del primer gobernador del Territorio del Chubut de 1885 que le demandó 110 días.
En 2015, también caminó de Madryn a Rawson a buscar agua, como lo hacían los primeros colonos galeses. Fue en coincidencia con el sesquicentenario de la travesía que en 1865 desembocó en la fundación de “Trerawson” (pueblo de Rawson en galés), primer asentamiento de los galeses a orillas del río Chubut.
Martín es de profesión “jagüelero” y hace mucho que abre pozos de agua en la dura meseta basáltica patagónica. Aseguran que esto lo tiene acostumbrado a largas caminatas, soledad e inclemencias del tiempo. La familia, que está compuesta por su esposa, tres hijas y seis nietos, para quienes es “Kuky”, le “bancan sus locuras”.

“Las tres Américas”
A Martín la Argentina le quedó chica, como a Petronilo, el personaje ideado por Carlitos Balá. El hombre ahora tiene en mente un largo itinerario: primero hará unos 10 mil kilómetros para unir las 23 capitales de las provincias argentinas, posteriormente, por La Quiaca, Jujuy, saldrá del país con destino final Alaska recorriendo América del Sur, Centro y Norte.
El aventurero ya caminó unos 2.800 kilómetros. Salió de Ushuaia, el 31 de octubre. Pasó por Río Gallegos, Rawson, Viedma y Neuquén. La próxima capital, la sexta que visitará, será Santa Rosa, hacia donde ya está rumbeando por la ruta nacional 151.

Libro de bitácora
Martín recorre unos 40 kilómetros por día. Y en sus descansos alimenta a su cuaderno de viaje. Allí anota detalles de su aventura, como nombres, paisajes, situaciones que posiblemente sean motivo de alguna publicación. Como testimonio pide a las autoridades le firmen y sellen el cuaderno como testimonio indubitable.
“Kuky” viaja caminando tirando de un carrito que pesa unos 120 kilogramos y que tracciona mediante unos arneses y dos mancuernas y que lleva las banderas de Gales y la Argentina. “Es un catre de campaña que yo lo transformé en carro, por lo tanto es un ‘carricatre pilchero’ porque ahí llevo mis pilchas”, explica.
La figura de “Kuky” no pasa desapercibida y un detalle, cada vez que llega a un pueblo, se pone corbata, una manera de expresar su respeto al lugar. “La gente es solidaria, paran a darme agua o gaseosa. Este viaje lo subvenciono solo, pero cuando llego a un lugar la gente me ofrece sus casas y comida, tengo que rechazar ofrecimientos, yo solo pido donde bañarme y lavar la ropa. Los camioneros también me ayudan mucho. Hay gente que me quiere dar cosas que no puedo aceptar por el peso”, agregó.

La sexta capital
El caminante patagónico ya visitó a cinco capitales en la Patagonia, y ayer ya enfiló hacia la sexta, Santa Rosa.
“Hola amigos, ya me firmaron mi cuaderno bitácora y ya estoy listo para salir a caminar por ruta 151, hacia Santa Rosa, La Pampa, pasando por 25 de Mayo. Gracias a todos, yo me encuentro bien, un abrazo”, posteó en su cuenta de Facebook.
Por el camino seguirá sacándose selfies con quienes paran cuando lo ven en la ruta y en cada pueblo o ciudad a la que llega. También aceptando gestos de sorpresa, admiración y mucha solidaridad que su figura despierta. El cálculo es llegar a la capital de La Pampa en unos doce días.