La autopista “no corre ningún riesgo”

PISANDELLI ASEGURA QUE LAS OBRAS EN LA RUTA 5 COMENZARAN EN OCTUBRE, TAL LO PROGRAMADO

“El sistema de obras a través de la Participación Público Privada (PPP) ya tiene asegurado su esquema de financiación a corto plazo y las obras en seis corredores viales ya adjudicadas, por un total de 6.000 millones de dólares comenzarán en octubre, como está programado”. La frase corresponde al delegado local de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), el toayense Pedro Pisandelli.
Se trata del hombre de confianza que el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, tiene en La Pampa. Dietrich es el impulsor de las PPP dentro del gobierno de Mauricio Macri y fue quien llevó adelante la licitación de las obras de autopistas y rutas seguras en seis corredores viales, entre ellos el B, que corresponde a la Ruta Nacional 5, entre Luján y Santa Rosa.

Fideicomiso.
La clave que, según Pisandelli, pone a salvo las obras viales bajo el sistema PPP es la conformación de un fideicomiso que tome fondos prestados de bancos internacionales, bajo la Ley 27328. “Ese fideicomiso será luego el que gire los fondos a las empresas para que éstas puedan avanzar con las obras ofreciéndoles el mismo financiamiento que venían negociando. De esta manera los bancos tendrán como cliente deudor al fideicomiso y no a las constructoras”, explicó Pisandelli desde Rosario, donde por estos días se desempeña como una suerte de normalizador de la CNRT.
LA ARENA publicó ayer en su portada que la causa de los cuadernos, que lleva adelante el juzgado federal porteño de Claudio Bonadío, estaba asustando a los inversores, es decir, los bancos extranjeros que deben aportar los créditos a las empresas privadas que se adjudicaron las obras. El artículo, tomado del sitio de noticias porteño La Política Online, indicaba que el fideicomiso propuesto por Dietrich no lograba convencer a los inversores.

Garantías.
Pero Pisandelli insistió en que tales dudas no existen: “Para garantizar los préstamos, el fideicomiso presentará un sistema de garantías, incluyendo los US$ 600 millones de garantía que los consorcios habían depositado para la adjudicación y que aplicarían en caso de incumplir con sus contratos. Con lo cual no corre riesgo nuestro corredor vial y la empresas que ganaron la licitación son extranjeras, no están dentro de las denunciadas en los cuadernos”.
Hasta ahora, la firma Green SA, asociada a la china CCA Panamá, en un consorcio, no apareció mencionada en la causa, al menos no en la cobertura que los medios de comunicación porteños vienen realizando de la causa a través de voceros judiciales que dejaron trascender los contenidos de las declaraciones recolectadas hasta ahora entre ex funcionarios, choferes y empresarios arrepentidos.
CCA Panamá y Green SA son las firmas que se adjudicaron las obras en la Ruta Nacional 5, que incluirán la autopista desde Luján hasta Bragado, en la provincia de Buenos Aires, y la que unirá Anguil con Santa Rosa, en suelo pampeano.