Inicio La Pampa La autopsia descartó muerte por apremios

La autopsia descartó muerte por apremios

JOVEN FALLECIDO EN GENERAL ACHA

El forense Juan Carlos Toulouse practicó la autopsia sobre el cuerpo del joven que falleció 24 horas después de haber estado detenido. Más allá que aún no está su resultado, todo indicaría que la causa del deceso habría sido una enfermedad detectada hace un tiempo.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que la autopsia llevada a cabo el domingo en la morgue judicial de esta ciudad, estuvo a cargo del médico Juan Carlos Toulouse, quien se desempeña en el Consultorio Médico Forense de Santa Rosa. La diligencia fue presenciada por el fiscal Raúl Miguez Martin.
El resultado de la autopsia será remitido a la fiscalía, a los fines de ser incorporado a la investigación que se tramita por ante ese organismo. Sin perjuicio de ello, de manera preliminar se habría constatado que la causa del fallecimiento del vecino sería la misma que la certificada por el profesional del centro asistencial Padre Buodo.
En ese sentido se dijo que se trataría de una trombosis pulmonar que habría sido diagnosticada hace un tiempo, y por la cual el joven debía cumplir con un tratamiento que aparentemente no lo cumplía como debía hacerlo. Por esa razón, las causas del deceso habrían sido naturales. De todas formas, todo está sujeto a investigación.

Procedimiento.
Independientemente de esto, la mujer del joven fallecido denunció una situación vinculada con un mal accionar de los efectivos, particularmente relacionado con el procedimiento «indebidamente violento» efectuado por la policía al momento de producirse la demora.
Se trata de un hecho que se investigará a los fines de establecer si los uniformados cometieron alguna de las conductas previstas por el código penal. Ello, más allá que se establezca que la causa del deceso no haya tenido nada que ver con el accionar policial. Aunque por el momento todo está en etapa de investigación, aclararon las fuentes consultadas.
El jueves alrededor de las 16.15, la policía que patrullaba por calle Rivadavia y Segovia de esta localidad, visualiza que un hombre, una niña (de unos 5 años) y una mujer iban en una motocicleta muy despacio, y que la misma era manejada por la nena que iba apoyada sobre el tanque de combustible, supervisada por el adulto.

Detención.
Frente a esa situación los efectivos encienden la sirena y le dicen al hombre que la niña no podía conducir la moto, por lo que el adulto hizo caso omiso, tomó el volante y se alejó a alta velocidad. Los uniformados lo siguieron hasta el domicilio, donde intentaron labrar la correspondiente infracción, pero una vez que llegaron allí, el hombre ofreció resistencia debido a que estaba muy alterado, por lo que los policías tuvieron que reducirlo y lo trasladaron hacia la comisaría.
De allí lo llevaron hasta el hospital, donde fue examinado y se constató que no presentaba lesiones. Luego de ello quedó demorado, y una vez que se dio intervención al fiscal, éste dispuso la libertad. Por ese motivo antes de otorgarle la libertad, Fernández fue nuevamente llevado hasta ese centro de salud, donde se estableció que no tenía lesiones.
Al día siguiente, el viernes alrededor de las 10, se recibió una presencia policial en calle Don Bosco y Victoriano Rodríguez porque un hombre estaba descompuesto. Se intervino, y la ambulancia lo trasladó hasta el hospital, donde llegó con vida, pero poco después falleció supuestamente por causas naturales, se informó oportunamente.
El fallecimiento del joven de 26 años generó conmoción y una serie de acusaciones de familiares a través de las redes sociales. Las denuncias fueron desestimadas por quienes actuaron en el hecho. Sin embargo, la familia asegura que hubo otras cuestiones que habrían desencadenado el deceso del joven, y así lo hicieron saber a través de las redes sociales, donde calificaron al caso como un «abuso de autoridad» en el que se actuó con «violencia».