Jubilados: la bolsa de alimentos tiene la mitad de productos

JUBILADOS PAMPEANOS

La presidenta del Centro de Jubilados del barrio Villa del Busto de Santa Rosa, Esther Helt, advirtió que la bolsa de productos de alimentos que entrega PAMI se redujo a la mitad en el lapso de un año.
“Es muy triste lo que se está entregando. Cuando empezamos eran 382 bolsones. Entregamos siempre los últimos jueves del mes. En ese momento tenían 26 artículos cada bolsón. Ahora solo damos 13 artículos, porque los fondos del PAMI no acompañan la inflación”, denunció la jubilada y militante social, en el programa “La parte y el todo”, que se emite en el canal de la CPE.
Entre los artículos que reciben los adultos mayores y reparten los centros de jubilados hay aceite, galletitas sin sal, azúcar, puré de tomate, harina, lentejas, arvejas y arroz, entre otros. Hasta el año pasado entregaban el bolsón doble (para matrimonios, quienes vivían con nietos o con alguna persona con discapacidad), pero ya no pueden hacerlo.
“Siempre hay una lista de espera para recibir bolsones comestibles, ahora solo tenemos la mitad y es verdaderamente triste porque no se puede hacer nada, y la gente pasa necesidades”, lamentó la presidente del Centro que lleva siete años de existencia.
En tanto, Helt contó que junto a la comida, el otro aspecto que preocupa a los jubilados son los medicamentos. “La preocupación principal del jubilado hoy son los medicamentos y la comida. La gente que tenemos para los bolsones son de los barrios de Villa Germinal, entre otros. Los jubilados que van a los talleres están un poco mejor, pero a todos les preocupa el aumento de insumos, y no poder pagar sus medicamentos”, dijo.
También, advirtió que para la generalidad del universo de los adultos mayores, la situación “está mal”.
“Hay señoras que no les hacen más kinesiología. Un vecino, que lamentablemente ya falleció, en el momento en que se descompuso tampoco tenía la cama con el convenio con PAMI”, ejemplificó.

Sede propia.
En otro orden, la dirigente social destacó que la entidad se encuentra trabajando en una sede propia, ubicada en la calle Río Negro, entre Tomás Mason y Estrada. Por el momento, tienen que hacer bingos para poder pagar el alquiler de la calle Almirante Brown.
“Actualmente estamos alquilando el lugar y nos cuesta 11 mil pesos, y debería ser aportado por el PAMI. El año pasado no llegó nada, y este año tampoco, y quisiéramos tenerlo todos los meses. Por esta razón, tenemos que hacer bingos para pagar el alquiler”, manifestó en el programa televisivo.
“En estos momentos estamos abocados a poder hacer nuestra sede. Vamos a necesitar ayuda de todos los vecinos que quieran colaborar con nosotros. Hay una cuota de socio que es de 30 pesos por mes. “Algunos diputados, muy pocos, nos han dado subsidios”, concluyó.