Inicio La Pampa La Cacip y el CEC piden una reunión con el gobernador

La Cacip y el CEC piden una reunión con el gobernador

QUIEREN DEFINIR MEDIDAS PARA CUANDO ABRAN LOS COMERCIOS

El Centro Empleados de Comercio (CEC), junto con la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de La Pampa (Cacip), le solicitaron una reunión al gobernador provincial Sergio Ziliotto «ante la inminente posibilidad de la flexibilización de trabajo de Comercios y/o cuentapropistas». En ese sentido, elaboraron un conjunto de propuestas que incluyen horario de apertura y cantidad de horas a trabajar, cantidad de público en locales, y medidas de prevención.
En la carta, firmada al pie por Rodrigo Genoni, secretario del CEC, y por Roberto Nevares, presidente de la Cacip, remarcan la necesidad de que «las instituciones intermedias que nucleamos a los protagonistas estemos coordinando con las autoridades de la Provincia este proceso que comenzará dentro de los próximos días». Además, aseguran que «es fundamental que llame a una mesa de trabajo de crisis, en la cual nuestra participación como instituciones empresarias y gremiales es fundamental ya que somos la primera fuente de empleo privado de la Provincia, y debemos ser escuchados al momento de poner en práctica las próximas medidas que involucren nuestro sector».

«Crisis terminal».
En el cierre, la carta sostiene que «nuestro sector se encuentra en una crisis terminal que ya veníamos transitando, con lo cual de cada una de las decisiones que se tomen a partir de este momento, depende que un comercio, una industria y/o cuentapropista cierre sus puertas o no».
Además, adjuntaron una lista con propuestas para implementar «en una primera etapa transitoria», y otras «para ayudar a poner en marcha nuestra área en un proceso de revitalización». Uno de los puntos sostiene que «a cada empleado le sea abonado mínimo el 50% del salario» de abril, y el resto «cuando se haga efectivo el crédito del Banco Pampa o en los dos meses siguientes».

Propuestas.
En el listado, proponen que desde mañana la población circule «bajo el mismo cronograma de terminación de números de DNI que determinó el Banco Central», y que los comercios mantengan abiertas sus puertas en los mismos días y horarios que las instituciones bancarias. Además, «ningún empleado de comercio podrá trabajar más de 8 horas por día, por el solo hecho de no exponerlo a un riesgo mayor sanitariamente hablando». En cuanto a la capacidad de atención, propusieron que cada comercio evalúe la cantidad de público en base a la cantidad de metros que tenga el local y un máximo de permanencia de 30 minutos. «La cantidad de público dentro de cada comercio deberá contemplar además que el número de clientes sea como máximo el doble de empleados atendiendo. Se deben cumplir ambas condiciones», detallan.

Protocolo.
Por otra parte, propusieron la aplicación de un «Protocolo de bioseguridad», que entregarán como flyer Cacip y el CEC a cada comercio con el objetivo de «informar a los clientes que circulen por los comercios, cuáles son las medidas de seguridad que se deben considerar».
Además, en cuanto a la entrega de mercadería sostienen que cada comercio podrá implementar la entrega mediante servicios de cadetería habilitados, teniendo en cuenta que «deberá ser entregada en la vereda del domicilio, para evitar el contacto entre los participantes».
En cuanto a servicios que requieran atención al cliente mediante contacto directo, sostienen que se deben respetar los horarios y los turnos de atención por DNI y que no debe haber presencia de clientes o pacientes en las salas de espera. Si los prestadores deben desplazarse, deberán hacerlo con autorización de la Policía. En esos casos, «para evitar el uso del transporte público» sugirieron suspender el cobro del estacionamiento medido en los municipios.