Inicio La Pampa ¿La calle Unanue es la nueva Santa Cruz?

¿La calle Unanue es la nueva Santa Cruz?

Numerosos vecinos de la calle Unanue, en el barrio Butaló, se comunicaron en los últimos días con la redacción de LA ARENA para manifestar su descontento por el estado de la arteria. «Hace varios días que dejó de llover y los pozos siguen llenos de agua, no se aguanta más», dijo un vecino, y añadió: «tengo el taller en la esquina de Unanue y Macachín, y no se puede llegar desde ninguno de los dos lados».
El asfalto de la Unanue desde Perón hasta Las Jarillas fue levantado, y se realizó un entoscado para un posterior reasfaltado. Hace meses que la obra de pavimento fue anunciada desde el municipio, pero todavía está en stand by. Las lluvias de las últimas semanas provocaron grandes pozos, que en la esquina de Macachín y Unanue siguen llenos de agua. «Se cayó una mujer en bicicleta porque se le metió la rueda de adelante en un pozo. Entonces le puse unas ruedas de moto para marcar que la gente no pase por el medio, que es donde peor está», señaló otro de los vecinos del barrio.
La Unanue es una de las calles más transitadas de la zona, además de ser la vía de descarga pluvial que va desde parte del Barrio Sur, Fonavi 42, Barrio 26 de Septiembre, Centro Empleados de Comercio y Butaló, hasta la avenida Perón.
El caso hace recordar al de la calle Santa Cruz, una arteria que desafortunadamente se tornó en emblema en cuanto a los graves problemas que sufren desde hace tiempo los vecinos cada vez que se registra una precipitación de importancia.

Respuesta municipal.
Desde el área de Saneamiento del municipio le dijeron a un cronista de este diario que «el problema está más lejos. Son varias pérdidas menores, que se juntan, y como todo el pluvial desemboca en las calles Unanue y Acha y descarga en Unanue y avenida Perón, se junta en ese lugar. Las pérdidas están en la Pestalozzi, entre Unanue y Acha, y se juntan y van corriendo por la Unanue hasta esa zona».
«Lo tenemos que hacer de vuelta al entoscado, hay que empedrar y mantenerlo, pero estas lluvias seguidas que se dieron detonan por todos lados. Vi que pusieron unas ruedas para marcar el lugar, y vamos a poner unas vallas. Antes de que intervenga Vialidad, vamos a reparar todas las pérdidas de agua, y una vez que seque el lugar lo va a emparejar Vialidad», señalaron.
Asimismo, indicaron que «no amerita cortar la calle para no molestar a los vecinos de la cuadra, pero vamos a señalizar con vallas en el medio para que la gente esquive los pozos».
Hasta la tarde de ayer, el agua seguía corriendo por la calle Unanue, y las vallas para señalizar nunca llegaron. Sí aparecieron unas viejas bombas que buscaban llevar el agua a zonas menos anegadas, como único método de alivio transitorio. Y en el lugar permanecía la inusual señalética que se le ocurrió a un vecino, con lo que tenía a mano: dos ruedas de moto, sostenidas con ladrillos.