Inicio La Pampa "La cantidad de casos se va acelerando"

«La cantidad de casos se va acelerando»

UNA DISEÑADORA PIQUENSE VIVE DESDE HACE 15 AÑOS EN INGLATERRA Y CONTO COMO EL CORONAVIRUS AFECTO LA VIDA COTIDIANA

La piquense Ana Clara Palozzo, que desde hace una década y media reside en Inglaterra, contó que los casos de coronavirus «se van acelerando» día a día y que entrenan a los médicos para que se dediquen a atender enfermedades de carácter respiratorio. También dio cuenta del desabastecimiento en los supermercados, donde las personas «compran de forma descontrolada».
La pampeana se radicó en diciembre de 2004 en Inglaterra, donde tuvo dos hijos. Luego de varias mudanzas, en 2008 se instaló con su familia en el poblado de Frodsham, ubicado en cercanías a la ciudad de Chester, a 20 minutos de Liverpool. Tras haberse formado en diseño textil, en 2014 inició su propio emprendimiento de moda llamado «Ana Clara Lingerie», dedicado a la confección de una línea de lencería femenina, que incluye diseños adaptados a mujeres que padecieron cáncer de mama.
En el Reino Unido ya hay más de un millar de víctimas fatales, y se convirtió en el sexto país en traspasar la barrera de los mil muertos. El primer ministro Boris Johnson dio positivo al Covid-19.
«El coronavirus está afectando a Inglaterra cada vez más, pero quizá no tanto como España e Italia. Los casos se incrementan día a día y la cantidad de muertos también. El Gobierno dice que desde hace mucho tiempo se vienen preparando para esta pandemia y que trabajaron en un plan de acción para atajarlo. La cantidad de casos se va acelerando pero todavía lo tienen bajo control», señaló en diálogo con LA ARENA.
«Además están entrenando a un montón de médicos para que se dediquen a la parte respiratoria. A las personas mayores de 70 años les piden que se auto aíslen por 12 semanas y, al resto de la gente, que practiquen el distanciamiento para evitar el contagio. Las escuelas cerraron, pero van a seguir abierta para los hijos de quienes deben continuar trabajando en primera línea para combatir este virus y para chicos vulnerables», agregó.

Compras compulsivas.
La entrevistada contó que la gente «compra compulsivamente y de forma descontrolada», haciendo que «los supermercados estén vacíos».
«El gobierno le está pidiendo a la gente que sea sensible cuando va a hacer las compras, que compre lo que necesita. Uno puede ir al supermercado, manteniendo una distancia y tomando las medidas de higiene que se esperan. Los supermercados están limitando las compras. Como ser, si querés comprar pasta, solo podes llevar dos paquetes», explicó.
Por otro lado, también «reducen las horas de trabajo, para que se pueda reponer con tiempo y también hay horarios exclusivos para ancianos. Algo positivo, es que la comunidad responde de manera solidaria para que no les falte nada a quienes viven solos. Se crearon muchas páginas de Facebook a través de las cuales se atienden necesidades».
Además, en los centros médicos cancelaron todos los turnos y solo atienden los casos que estén relacionados con el coronavirus.
«Te dicen que si te enfermas y estás dentro de todo bien, que no llames, porque le sacas atención a una persona que lo necesite realmente. Te piden que te quedes en tu casa siete días, hasta que los síntomas se pasen. Los médicos no atienden cara a cara, y si la atención que necesitas no es esencial tenés que esperar», señaló.
Por último, la piquense dio cuenta que la propagación del coronavirus provocó un importante cambio en su vida, al punto que tendrá que desatender su emprendimiento textil. «Nuestras vidas van a cambiar mucho. Mi marido puede trabajar desde casa, y ya hace un par de semanas que dejó de viajar», indicó.
«Yo trabajo desde mi casa, pero ahora me tengo que dedicar más a los chicos, porque si bien se cerró la escuela, siguen con clases virtuales. A nivel laboral no podré dedicar mis horas de trabajo lo cual a va tener un impacto económico, porque la escuela va a estar cerrada y por mucho tiempo», finalizó.