Inicio La Pampa "La causa es de todos los pampeanos"

«La causa es de todos los pampeanos»

BERHONGARAY CELEBRO EL FALLO DE LA CORTE POR EL ATUEL

El diputado nacional Martín Berhongaray (UCR) celebró el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que estableció un caudal mínimo de 3,2 metros cúbicos por segundo, del Río Atuel para La Pampa.
La CSJN fijó el jueves un caudal de 3,2 metros cúbicos por segundo como el caudal apto del río Atuel, que permitirá comenzar con la recomposición del daño ambiental causado en el oeste pampeano por el uso abusivo del río por parte de Mendoza.
Se trata, aclaró el tribunal, de una «meta interina» previa a la determinación del caudal definitivo. La Corte reiteró que la Comisión del Atuel Inferior (CIAI) debe convertirse en el Comité Interjurisdiccional del Río Atuel (CIRA), con competencia en todo el cauce, no solo el tramo inferior, y que debe incluir al gobierno nacional.
La Corte definió este monto de escurrimiento en el Puente de los Vinchuqueros en función de la propuesta que en su momento realizó el Instituto Nacional del Agua y a la sugerencia que hizo La Pampa en base a la aplicación del sistema de cálculo conocido como «método suizo» (que dio un resultado de 3,4 metros cúbicos por segundo).
En dialogo con LA ARENA, Berhongaray, manifestó la «gran emoción», que significó para él, un gran luchador por derechos hídricos de la provincia.

– ¿Cómo vivió la última decisión del Corte que estableció un caudal mínimo de 3,2 metros cúbicos por segundo para La Pampa?
– Con mucha alegría, pensando que es un gran paso adelante, pero que todavía falta mucho más trabajo para que el Atuel vuelva a correr por el territorio pampeano. Son momentos de una gran emoción, como lo fue también el fallo del 2017 y la sentencia del Tribunal Latinoamerciano del Agua, y que me hacen acordar mucho del sufrimiento de tantas familias que se tuvieron que ir de nuestra provincia por la falta de agua, o que se quedaron en la zona a resistir.

– Muchos recordaron a todos los que han trabajado durante tanto tiempo y que no pudieron ver estos resultados…
– Es más que justo reconocer todo el aporte a esta lucha que hicieron personas que ya no están como don Edgar Morisoli, Raúl D´Atri, Tito Torroba, León Nicanoff, don Arriaga, el permanente compromiso del ex gobernador Regazzolli y por supuesto el recuerdo que tengo más presente es el de mi padre que siempre trabajó el tema con mucha pasión y que fue el que me enseñó desde chiquito el amor por los ríos.

– ¿Qué tan importante ha sido en este resultado que en La Pampa se venga tratando el tema como una cuestión de Estado?
– Esa es una de las claves de estos logros, que se haya podido trabajar sin egoísmos y que todos tengan en claro que la causa es de todos los pampeanos. Que nadie se puede apropiar del asunto porque es de todos, y también que se haya podido unificar el mensaje. Siempre supimos que la razón y el derecho estaban de nuestro lado, pero durante muchos años no se encontraron o no se buscaron los caminos para hacerlo valer.

– ¿Lo conformó el fallo?
– Hay dos cosas que son centrales. Primero, que una vez más le dio la razón a La Pampa, y segundo que por primera vez le puso un número al caudal mínimo que tiene que ingresar para que no avance la desertificación. Ahora hay que trabajar para que el agua ingrese cuanto antes, y después para que se fijen los caudales definitivos.

– ¿Hubiera esperado un fallo más definitivo?
– Yo siempre aspiro a más, y la verdad es que me hubiera gustado un fallo más contundente porque no queremos esperar más para ver correr el Atuel. Sabemos que la Corte ejerce una competencia que es muy delicada, pero espero que si pasados los 90 días que fijó no hay acuerdo entre La Pampa y Mendoza, haga lo que tenga que hacer para garantizar que lleguen esos caudales.

– Parece increíble pero en Mendoza festejaron el fallo como si fuera un triunfo de ellos, ¿a qué le atribuye esa reacción?
– No entiendo muy bien por qué, porque es claro que la Corte decidió en favor de La Pampa. A lo mejor es porque se sigue estirando la entrega de agua a La Pampa, porque como dije la Corte fijo un plazo de 90 días para que acuerden lo necesario para que entreguen ese caudal mínimo y desde la última vez que dio 90 días pasaron más de dos años.