Inicio La Pampa La Cosypro moderniza fábrica de columnas y revitaliza taller

La Cosypro moderniza fábrica de columnas y revitaliza taller

ENTIDAD DE QUEMU HARIA EL TENDIDO DE FIBRA EN MIGUEL CANE

La cooperativa de servicios de Quemú Quemú (Cosypro) adquirió una nueva hormigonera para su fábrica de columnas y trabaja también en la refuncionalización de su taller de transformadores, dos de las actividades paralelas a la prestación de los servicios básicos que son una importante fuente de recursos y de puestos de trabajo para la localidad.
El presidente de la entidad, Gustavo Escobar, informó además en diálogo con LA ARENA que la entidad tiene avanzadas las conversaciones con Aguas del Colorado para hacerse cargo de la obra de tendido de la fibra óptica en Miguel Cané.
También, aseguró que está en los planes para este año la renovación de la red de agua potable y manifestó que ya piensan en el futuro ante lo finito, en el mediano plazo, de las posibilidades del acuífero del que se abastecen (ver aparte).

Cané, en igualdad.
La Cosypro ejecutó en Miguel Cané una obra gestionada por la intendenta Rosa Eleno. Se trata del reemplazo del cableado de baja tensión por preensamblado y el recambio de postes por columnas de cemento.
La Administración de Energía fue la que aportó los materiales y ahora los vecinos cuentan con la misma calidad de servicio que Quemú Quemú, una aspiración de la cooperativa. «Hicimos la mano de obra y ahora es una intención también tender la fibra óptica, tenemos la experiencia porque la red acá en nuestro pueblo la hicimos con nuestro personal», indicó el presidente.
Cané está entre las 17 localidades incluidas por el Gobierno provincial entre las que se hará el tendido interno. «Para nosotros también es muy bueno porque ahora estamos llegando con el servicio por aire y por supuesto la calidad no es la misma. De este modo pondremos a todos nuestros socios en igualdad de condiciones, es lo que nos importa», sostuvo al responder además si la obra iba a dejar recursos para la entidad. Agregó que «para la cooperativa el servicio de internet es dar una buena calidad y atención, hoy todavía estamos invirtiendo y los números están en contra».

Nueva hormigonera.
Una nueva máquina hormigonera fue comprada por la Cosypro mediante un crédito del Ministerio de la Producción de 4,8 millones de pesos. «Fue aprobado, ya hicimos la operación, pero la máquina está siendo construida y estará funcionando en los próximos meses», informó Escobar.
Viene a «reemplazar la hormigonera original, que ya tiene muchos años y ha quedado chica por el crecimiento de la fábrica», indicó y reveló que «la nueva es de última generación, con mayor capacidad, pero especialmente con una tecnología que minimiza el esfuerzo físico que hoy tienen que hacer los trabajadores para operarla».
La planta «creció en otros aspectos, pero estábamos limitados por la capacidad de elaborar el hormigón», indicó y respondió que «la demanda más o menos se mantiene. Mermó lo que trabajamos habitualmente con el sur del país, pero en general hay movimiento y aún durante la época dura de la pandemia seguimos adelante y son tener que apelar a reducir personal».

Trafos.
El taller de transformadores de la entidad, una referencia no sólo en La Pampa sino también en la zona central del país, está siendo revitalizado luego de que el Consejo de Administración haya decidido primero reducirlo al mínimo y ahora ir otra vez en busca del lugar cedido.
«Lo estudiamos mucho, investigamos porque daba pérdidas a pesar del alto trabajo que se hacía y ahora que logramos dar con las fallas estamos otra vez trabajando, intentando retomar el camino». En ese sentido contó que «lo hemos hablado con la gente de la APE, que nos está apoyando en varios sentidos, incluido el hecho de enviarnos sus transformadores para ser reparados y puestos a punto acá».
Por último, el dirigente dijo que en el marco de la nueva ley de energía «todavía no hemos tomado decisiones como para incursionar en forma directa. Estamos en contacto con el municipio, que tiene un emprendimiento de ese tipo, e informándonos de cómo funciona todo eso que es nuevo. La idea es sumarnos, pero todavía es muy prematuro», concluyó.

«El acuífero, al límite».
La lucha por la cantidad y calidad del agua potable es ardua en Quemú. En constante trabajo conjunto con el municipio, la Cosypro pretende optimizar el consumo, evitar pérdidas y educar a los consumidores, pero también tiene en claro que el recurso es agotable y que si el pueblo crece al ritmo que lleva en pocos años «habrá que buscar fuentes alternativas, este acuífero está al límite», advirtió Escobar.
«Ahora estamos bien, los análisis dan buena calidad, pero estamos sin que sobre nada. Si el pueblo sigue creciendo vamos a necesitar opciones», advirtió. Estimó que el tema no es urgente, aunque pronosticó que en diez a veinte años ya no tendremos agua para todos. «Es a mediano plazo, pero hay que pensar desde ahora en eso», invitó.
Informó que están desde la cooperativa «en permanente diálogo con el municipio. Ahora la necesidad es encarar la renovación de la red en un sector del pueblo donde ya es muy vieja. Tenemos que minimizar las pérdidas».
Ante la pregunta concreta respondió que «este acuífero está explorado y no hay en las cercanías más agua disponible, hay que pensar que en ese tiempo el agua tendrá que venir de otro lado».