La CPE desmintió la situación de una familia

SIN ENERGIA EN UNA CASA

El gerente de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa, Luis Usero, desmintió algunas de las afirmaciones de una nota publicada en la edición de este lunes de este diario, titulada “Vivir entre las penumbras hace 8 meses”, donde se narra el relato de una familia que vive sin energía eléctrica en su hogar desde hace un largo tiempo.
Usero dijo ayer, en diálogo con LA ARENA, que el relato incurre en dos falsedades. Por un lado, la cantidad de tiempo que la familia no tiene luz; y por otro, la imposibilidad de que le reconecten el servicio por la inestabilidad laboral de la pareja.
Con respecto a este último punto, Pamela Pareja (27), la madre de cinco hijos menores que contó su situación, manifestó que el mes anterior (septiembre) tuvo intenciones de que le reconecten el servicio pero se lo habrían negado porque tanto ella como su pareja carecían de trabajo estable.
Esa afirmación fue desmentida por el gerente Usero. “En el mes de agosto se acordó una forma de pago. Y la titular del servicio se comprometió en octubre a pagar. Todo ese tiempo se tomó el titular para juntar el dinero. El 11 de octubre pagó y se inició la solicitud de rehabilitación del servicio”, dijo el gerente de la Cooperativa y manifestó que en los próximos días lo se va a proceder a la reconexión del servicio.

Cortes.
En relación a los 8 meses que la familia afirma que estuvo sin energía eléctrica, Usero dijo que “el servicio fue cortado y rehabilitado en el mes de enero, en el mes de febrero como no se cumplió se volvió a cortar, en marzo sucedió lo mismo y finalmente se le terminó retirando el medidor en el mes de mayo”.
También, negó rotundamente que la multa que se originó porque la familia estuvo un tiempo “colgada” de otro cable sea de 20 mil pesos, y que tampoco el valor real del monto a pagar para la reconexión del servicio sea de 19 mil pesos.
Por otro lado, Usero aseguró que desconocía el relato descrito en el artículo, donde se detallan las enfermedades crónicas de epilepsia y de asma de uno de los hijos, y otros pormenores de la cotidianeidad de la familia.
“Este caso, como en otros casos, se extreman los recaudos para que la persona vuelva a tener el suministro”, concluyó el gerente de la Cooperativa, Luis Usero, en diálogo con este diario.