“La crisis le llega cada vez a más gente”

MANUEL LAZARTE, DEL MTE PIQUENSE

Luego de la asunción de Mauricio Macri, el paquete de medidas que aplicó en materia económica impactó fuertemente en los sectores populares. Los índices de desocupación y pobreza crecieron en los tres años, la moneda sufrió una importante devaluación, los salarios fueron derrotados por la inflación y los distintos tarifazos que aplicaron en los servicios públicos.
En la localidad de General Pico, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), organizados dentro de lo que se conoce como Economía Popular, impulsó la creación de distintas cooperativas y emprendimientos productivos para hacerle frente a la crisis y contener a todas las personas que fueron expulsadas de la economía formal. Actualmente, sostienen la cooperativa de trabajo “La Textilera”, la cooperativa de trabajo “La Panificadora”, la fábrica de bloques “Darío Santillan”, una fábrica de macetas, un predio destinado a producción hortícola y cría de pollos, un proyecto de floricultura. También, están incursionando en trabajos de herrería. Por otro lado, hay un grupo de manualeras, roperos comunitarios, desayunadores, merenderos, un espacio de género y un espacio de juventud.
Manuel Lazarte, uno de los referentes del Movimiento, afirmó en una entrevista concedida a LA ARENA que “venimos sosteniendo los trabajos que veníamos realizando en las unidades productivas. Ahora tenemos un receso en las capacitaciones de serigrafía, textil y panificado, que van a empezar nuevamente en marzo. También, día a día van llegando gente a las asambleas del MTE con los problemas que tenemos todos, el tarifazo, los aumentos, no alcanza para llegar a fin de mes, problemas para pagar el alquiler. La crisis es cada vez más grande y le llega a más gente”.
Ante este escenario de crisis, destacó que están “organizándonos y pensando en nuevas unidades productivas. Estamos teniendo asambleas y se están armando nuevos grupos para comenzar los trabajos”.
En el presente, el grupo esta conformado por un total de 220 personas. De todas ellas, 150 están trabajando en las unidades productivas y cobran el Salario Social Complementario estipulado en la Ley de Emergencia Social que le arrancaron a fuerza de movilizaciones y protestas al Gobierno Nacional. Sin embargo, Lazarte advirtió que “semana a semana va llegando más gente. Nosotros estamos tratando de organizar el trabajo a través de la economía popular, que es la salida que le hemos encontrado a la crisis. Resistir juntos y construir trabajo entre todos”.
Esto se debe a que en los últimos tres años la situación social y económica se ha agravado. El dirigente social señaló que “se ha profundizado en el último año sobre todo. Más aún este mes que es terrible para todo el mundo. Hay mucha demanda de mercadería, de alimentos. Ahora cuesta llevar un plato de comida a la mesa”.

Tarifazos.
En relación a los tarifazos impulsados por la alianza Cambiemos a nivel nacional, Lazarte expresó que impactan en la gente y en la organización: “Los aumentos son constantes en los alimentos, las tarifas de luz, gas y de alquiler. Eso impacta de sobremanera en los sectores populares entonces la gente se vuelca al Estado, se junta en una organización y empieza a buscar alternativas porque la salida individual no sirve. Acá o salimos entre todos o no sale nadie. La situación es muy compleja”.
Sobre los emprendimientos productivos, expresó que “en el proyecto apícola estamos pagando $3.600 de luz. Para pagar eso tenemos que vender 200 paquetes de acelga, que tardás tres meses en cosecharla. Después tenés que pensar en los gastos de insumos, el reparto de la ganancia. Se hace todo cuesta arriba”.
“El gobierno no parece tener limites a la hora de ajustar, a la hora de quitarle derechos a los que menos tienen. Resistir en unidad y tratar de buscar soluciones concretas, son las cosas que nosotros queremos”, concluyó Lazarte.