Inicio La Pampa La dulce espera de las Agüero

La dulce espera de las Agüero

Paula, Verónica y Gabriela Agüero son tres hermanas santarroseñas que en noviembre del año pasado se enteraron que estaban embarazadas y tienen fechas de parto dentro de la misma semana. «Sería más loco aún encontrarnos las tres en el parto, como estamos muy cerca en fechas es algo que puede pasar», asegura con entusiasmo Verónica.
Es que a principios de noviembre se enteró que iba a ser madre primeriza y unos días después se encontró a Paula, su hermana, a la salida del mismo médico, y se enteró que ella también estaba esperando un bebé. «Durante una de las consultas el médico metió la pata y me dijo que Gabriela también estaba embarazada», agrega Paula en la entrevista compartida que brindaron ayer a LA ARENA.
Así fue como las tres se enteraron que estaban gestando prácticamente al mismo tiempo, algo que, según cuentan, generó sorpresa y mucho entusiasmo en el entorno de la familia Agüero, que vive en el barrio de Villa Alonso.
Paula, que ya es madre de un varón, tiene fecha para que Juanita nazca el próximo 7 de julio, mientras que Verónica, madre primeriza, espera a Milo para el 9. Y Gabriela, madre de dos niñas, esperaba a una tercera hasta que en la ecografía de los seis meses los médicos le confirmaron que espera un varón, Agustín, para el 13 de julio.
«En la familia hay apuestas para ver cuál de los tres nace primero, sería un poco caótico, al menos para el médico, si llegan a nacer juntos, pero mientras los padres no se confundan no hay drama, después vamos a festejar todos los cumpleaños juntos», bromea Verónica al tiempo que agrega: «Mi mamá dice que son trillizos pero de diferente madre».

Embarazo en cuarentena.
Ante la pregunta de cómo fue transitar gran parte del embarazo durante el periodo de aislamiento social por la pandemia, las tres coincidieron en que fue algo, al menos, difícil, aunque «de todas formas, el acompañamiento que nos fuimos haciendo entre las tres a través de WhatsApp o Zoom hizo que sea un poco más ameno», según manifiesta Gabriela.
«En mi caso fue todo nuevo, algo de miedo y también mucha angustia porque era el primer embarazo y encima estaba dentro del grupo de riesgo, es decir, no sabía que pasaba, todo era obsesión por limpiar e higienizar», asegura Verónica.
Con la puesta en marcha de la cuarentena, a fines de marzo, las tres debieron aislarse por lo que no tuvieron contacto con su familia hasta hace algunos días a raíz de la flexibilización que permitió el gobierno provincial, y recién ahí fue cuando pudieron mostrar en persona la evolución del tamaño de sus panzas, algo que según expresan fue muy emotivo.
Sin embargo, un par de meses atrás, la incertidumbre que manejaron fue muy grande. «Nosotros teníamos algunas cosas por nuestro hijo, pero tuvimos que empezar a hacer compras online porque no teníamos ropa, pañales ni nada, y tampoco sabíamos hasta cuándo íbamos a estar así, por lo que en ese principio era comprar lo mismo las tres», recuerda Paula.

Apoyo virtual.
Sin embargo, como más arriba manifestó Gabriela, el apoyo mutuo fue súper importante a la hora de transitar el embarazo, y de algún modo se materializó a través de un grupo de WhatsApp que tienen las tres.
«Tenemos un grupo nosotras solas como para no molestar a nadie y ahí nos hacemos las preguntas que surgen. Vero es la que lleva la cuenta de cuantas semanas vamos y de los estudios. En mi caso es el tercer embarazo, como que estoy más relajada y sé que en cualquier momento llega», cuenta Gabriela. Y detalla Verónica: «Es que nuestros estudios son los mismos, o sea, si el médico me pide estudios de sangre, a ellas también; si receta una vacuna, a ellas también. Todas tenemos el mismo recorrido y es re loco».
Para la madre primeriza, la ayuda de sus hermanas fue de gran importancia porque «al principio me preguntaba como son las contracciones o cuestiones similares y ellas me contaban porque ya están re cancheras, en cambio yo soy re miedosa».

Se acercan las fechas.
Finalmente, este diario consultó a las tres madres cómo se preparan para el parto, y respondieron que están entre algo de ansiedad y tomando el curso de pre parto de manera virtual.
«Estamos tachando día a día en el calendario, como que queremos que llegue el día pero a la vez no», confiesa Gabriela mientras que Verónica cuenta: «Estamos haciendo online el curso de pre-parto para conocer a las parteras y todo. En cuanto al protocolo, nos dijeron que sólo ingresará un acompañante a la Clínica que se va a retirar con nosotros, es el único que puede tener contacto, nada de familiares».
De todos modos, en menos de un mes se sabrá como continúa la historia de las hermanas Agüero, marcada por similitudes y grandes coincidencias.

“Es todo loquísimo”.
Si algo no le falta a la historia de estas tres hermanas madres que esperan a sus hijos para la misma semana son las coincidencias, porque además de eso, se atienden con el mismo médico, dos de sus maridos (futuros padres) se llaman Hugo, y además las tres trabajan como docentes en la misma escuela.
“Las tres somos docentes de escuela y en diciembre del año pasado tuvimos que enfrentar el pedido de las licencias, fue sorprendente para ellos por la coincidencia, hubo que avisar porque en febrero ya empezamos con panzas. Después volveremos todas al mismo tiempo”, cuenta Paula ante la mirada atenta de sus dos hermanas.
“Es todo loquísimo y la verdad es que nada fue pactado”, retruca Verónica al tiempo que agrega: “Otra situación es que nos conocen a las tres en los distintos lugares. Me pasa que llamo a la secretaria del médico para pedir un turno y digo ‘hola, soy Agüero’ y pregunta cuál de las tres porque tu hermana viene a las 9 y vos a las 10, pueden decidir en que horario venir, total… Se matan de risa”.
Y para sumar una coincidencia más a la lista: Verónica es la primera de las hermanas y tendrá su primer bebé, mientras que Paula, la segunda de las hermanas Agüero, tendrá su segundo hijo. La tercera, la vencida: Gabriela fue la tercera hija de sus padres y tendrá su tercer hijo.