Inicio La Pampa "La enfermedad drena toda tu energía"

«La enfermedad drena toda tu energía»

El pasado 15 de marzo, Agustina Gutiérrez empezó a sentir síntomas como tos, dolor de cabeza y algo de fiebre que, con el pasar de los días, se fueron intensificando hasta recibir el diagnostico positivo de Covid-19. Ayer, casi recuperada, contó a LA ARENA detalles sobre lo que le tocó atravesar en las últimas dos semanas a raíz de la enfermedad que, según cuenta, «drena toda tu energía».
«Hace cinco años que vivo en Francia. Me pasó que me estaba acercando a los 30 años y si bien tenía la vida resuelta, un buen departamento y un gran trabajo allá, quería vivir un tiempo afuera y sentí que si no lo hacía en ese momento no lo iba a hacer más», contó la joven pampeana.
Según explicó, eligió ese país «porque era el que tenía la visa más sencilla de sacar», y desde ese entonces comenzó a trabajar como guía de turismo. «Básicamente hago tours, muestro la ciudad con sus museos y monumentos, también trabajo afuera de París», indicó.
En un sitio web de turismo, la pampeana posee reseñas muy positivas de quienes han asistido a sus tours por el barrio Montmartre, por el Barrio Latino de París, los Jardines de Versalles o los pubs del distrito de la Bastilla, entre otros lugares.

Síntomas.
Sin embargo, hace poco más de dos semanas debió suspender momentáneamente su trabajo y encerrarse en su casa. «La última vez que salí de casa fue el viernes 13 de marzo, y el domingo siguiente empecé con tos, dolor de cabeza, malestar general y un poco de fiebre. Si bien es cierto que son síntomas de gripe común, se fueron intensificando y comencé a tener dolores en las articulaciones, migraña y, por toser tanto también tuve dolor en el pecho y la espalda, además de vómitos», aseguró.
Con la aparición de los primeros síntomas, la joven inició la cuarentena y comenzó a averiguar cuales eran los métodos para recibir un diagnóstico e interiorizarse más a fondo respecto de cómo proceder para tratar el padecimiento.

Consultas.
«Lo primero que hice fue un test online que implementó el gobierno francés en el que te hacen todas las preguntas que te harían en una consulta telefónica», contó Gutiérrez al tiempo que explicó que esa prueba puede arrojar dos posibilidades: la indicación de seguir controlando los síntomas o la necesidad de una consulta médica, por lo que sugieren llamar al Servicio Médico.
«La primera vez que hice el test me recomendó monitorear los síntomas y la segunda vez, ya con más dolores, que llame a emergencias. Luego de hacerme un par de preguntas, me dijeron que lo más probable era que tenía Coronavirus y que me iban a mandar una lista de cosas para hacer», aseguró. Desde el servicio médico le indicaron que se quedara en su casa «y que lo trate como una gripe normal», a menos que tenga más de 39,5º de fiebre o dificultades para respirar. «Te dicen qué tomar y que no, te empiezan a hacer un seguimiento de lo que te pasa», agregó.

Cuarentena.
Para ella, la cuarentena muy lejos estuvo de las rutinas para pasar el tiempo o el home office tal como se ha naturalizado en aquellos países que decidieron apelar a la medida preventiva, como es el caso de Argentina. Según relató, el dolor no la dejó hacer mucho.
«No he tenido tiempo para tener una rutina o hacer ejercicios. Un día me propuse trabajar una o dos horas por día, pero la verdad es que el Coronavirus drena toda tu energía, te obliga a estar en la cama», afirmó. Y agregó: «La verdad es que durante los días que llevo en cuarentena solo dormí muchísimo porque era lo que el cuerpo me pedía, como mucho miré alguna serie pero no más».

Pico de enfermedad.
A casi una semana de los primeros dolores, la pampeana decidió hacer una consulta con una neumonóloga mediante una videoconferencia, que también le diagnosticó positivo de Covid-19. «Para cuando llamé estaba en el día siete u ocho, y la médica me comentó que era el pico de la enfermedad, cuando generalmente las personas que la padecen deben ser internadas. Si pasaba esos días, los síntomas comenzaban a disminuir», recordó al tiempo que explicó que «acá no te hacen el hisopado a menos que seas paciente de riesgo».
A casi una semana de aquel domingo en el que aparecieron los dolores característicos de la enfermedad, Agustina manifestó que «ya estoy saliendo de esto, casi se podría decir que estoy curada y no tengo síntomas».

El caso francés.
En Francia, los primeros casos positivos llegaron casi a fines de enero, y el 14 de febrero murió el primer infectado. Según el reporte de ayer, la cantidad de decesos llegó a 1.995 y los infectados rondan los 33 mil.
«La verdad es que por ahí se tardó un poco más de lo que se debiera haber tardado en tomar medidas. Ayer extendieron la cuarentena obligatoria hasta el 15 de abril y la gente tiene bastante responsabilidad, aunque algunos hacen uso y abuso de los permisos para transitar, siempre está el que no cumple», comentó.
Por último, en cuanto al panorama económico, dijo que «no se sabe demasiado», y que «hay muchos sectores que van a salir perjudicados aunque ya sacaron medidas como ayudas económicas para los que serían como monotributistas, el congelamiento de los servicios esenciales y la suspensión del pago de alquileres para pequeñas empresas».