Inicio La Pampa La Escuela 25 iza banderas de igualdad

La Escuela 25 iza banderas de igualdad

TODOS LOS DIAS, LA WIPHALA ACOMPAÑA A LA INSIGNIA ARGENTINA

«La bandera wiphala la izamos porque representa la igualdad, para que todos estemos satisfechos con lo que somos», cuenta Dylan, de nueve años. «Representa a los nenes que vienen de otros pueblos, porque a veces cuando no se iza la wiphala, esos nenes piensan que no son bienvenidos, pero ahora que está van a ser bienvenidos siempre», agrega Martina, de ocho.
Ambos asisten a tercer grado de la escuela N° 25 «Granaderos de San Martín», ubicada en Guatraché y Ferrando, donde todos los días se iza la bandera wiphala, que representa a los pueblos originarios, junto a la bandera argentina. Se trata del único establecimiento educativo que institucionalmente decidió incorporarla, lo que representa un verdadero acto de reconocimiento, memoria e inclusión.
Su directora, Ana Laura Berraud, dialogó con LA ARENA y explicó que todo comenzó años atrás, cuando una docente, al regresar de un viaje que hizo al norte, trajo de regalo una wiphala, que actualmente está colgada en la galería. «Justo estaba próximo el Día de la Diversidad Cultural, entonces dijimos ‘vamos a izarla’ para el día 11», indicó y agregó que desde la escuela se le da «un valor primordial al 11 de octubre», entendiéndolo como «el último día de libertad de los pueblos originarios».
«Al año siguiente dijimos ‘desde el 11, todo el mes de octubre’ como el Mes de la Diversidad», agregó y comentó que desde el año pasado, luego de consensuarlo en jornadas institucionales, decidieron que «desde principio de año todos los días se izaban las dos banderas: la argentina y la wiphala».

Diversidad.
Para Dylan, es importante izarla «porque representa la igualdad, para que todos estemos satisfechos con lo que somos». En la misma sintonía opinó Martina, quien consideró que la wiphala «representa a los nenes que vienen de otros pueblos, porque a veces cuando no se iza la bandera Wiphala esos nenes que vienen piensan que no son bienvenidos por la bandera (argentina), pero ahora que está la bandera van a ser bienvenidos siempre».
«Es muy importante para la historia, para que todos los recuerden a los pueblos originarios, porque están siendo olvidados», consideró Dylan.
«En todos los lugares se tienen que recordar, porque si no se recuerdan en algún lugar no se recuerda en ninguno», acotó Martina y resaltó que son «parte de nuestra historia, de nuestra vida». Y ambos coincidieron en que: «no deberían ser discriminados, porque no aceptamos la violencia acá. Estamos en contra de la violencia».

Abordaje integral.
La presencia de la wiphala en el mástil de la escuela cobra especial relevancia si se tienen en cuenta los últimos acontecimientos ocurridos en América Latina, particularmente en Bolivia donde un golpe de Estado derrocó al primer presidente originario de la historia.
Berraud indicó que «si bien esta decisión fue anterior, sí se discutió al interior de la escuela». De todas maneras, aclaró que «no es la única acción que realizamos al respecto. Cada año vamos tratando de deconstruir algunas cuestiones, es muy difícil romper paradigmas». Por suerte tenemos una ley de Educación que habilita y pide esto, el romper con estructuras y empezar a trabajar con formatos más flexibles».
En ese sentido, destacó que «así como tenemos e izamos todos los días la bandera de la diversidad, también tenemos el baño de la diversidad», que surgió «cuando construimos el baño para discapacitados». Luego de un debate entre los docentes en una jornada de ESI, se decidió que «el baño no sea el de discapacitados, sino el de la diversidad, para que quienes no quieran ir a uno o al otro tengan esa posibilidad».

Romper filas y estructuras.
Por otro lado, con el objetivo de cambiar paradigmas, este año incorporaron «la no formación de fila». Esto también fue discutido en asambleas relacionadas con la ESI, por la imposición de la identidad al separarlos en el binario nenas/nenes. «Nos costaba pensar en que se formen mezclados, entonces se nos ocurrió que la mejor forma es romper filas, que también es una ruptura de paradigma», explicó Berraud.
«Formar fila tenía que ver con un momento histórico, que tenía un significado y una función específica: homogeneizadora y nacionalizar a los inmigrantes. Ahora estamos diciendo lo contrario, si izamos la wiphala estamos diciendo lo contrario a eso», añadió.
Con esta nueva modalidad, «todos los días ingresamos directamente a la galería. Un grupo completo sale por día con su docente, hacen una ronda alrededor de la bandera y van pasando los que quieran participar ese día. En ese momento, que nos parece más significativo, todos los días cada docente tiene que reforzar alguna cuestión que tenga que ver con la discriminación, la diversidad, la no violencia»
«Hacemos hincapié en que esta bandera se iza porque la diversidad tiene que ver con la no violencia, con respetarnos, con la diversidad de género. Con un montón de cuestiones, más allá de la diversidad en cuanto a lo cultural», completó.

«La madre de la Patria»
Aquellas personas que visiten el establecimiento o pasen por el frente se encontrarán con el monumento a María Remedios del Valle, discriminada por la historia oficial por «mujer, negra y pobre», explicó Berraud. «Es la madre de la Patria», la denominó Martina. «Es como homenaje», agregó Dylan.
La idea de su escultura, hecha por Carina Carrasco, surgió en «un trabajo de feria de ciencias que planteó una docente, que se llamaba ‘Heroínas en las sombras’, donde trabajó con las mujeres del Bicentenario», relataron a este diario.
«Ellos empezaron a investigar sobre estas mujeres, y en ese contexto apareció la figura de María Remedios. Ese año no llegamos, el año pasado la docente estuvo con cuarto grado y retomamos María Remedios otra vez y la idea era cerrar con una escultura», continuó la directora. De esta manera, el 10 de diciembre del año pasado se inauguró el monumento.
El trabajo contó no solo con la participación de estudiantes, docentes y directivos, sino que también se incluyó a organizaciones de la comunidad. «Eso es otra cosa donde hacemos hincapié. hacer pública la escuela pública. Sacarla afuera y dejar que entren otras cosas a la escuela», destacó Berraud.