Inicio La Pampa La Fepamco le pidió precisiones a la APE.

La Fepamco le pidió precisiones a la APE.

CORTES POR MORA EN ENERGIA

La Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco) le pidió en los últimos días a la Administración Provincial de Energía (APE) que le brinde precisiones sobre el decreto nacional vigente, que impide a las prestatarias de servicios públicos cortar los suministros y enviar intimaciones desde el 1 de marzo y de hasta tres facturas consecutivas.
A alrededor de un mes de reabiertas las cajas de recaudación, el porcentaje de cobranza en líneas generales ha bajado y aún las cooperativas que menos lo sufren tienen inconvenientes, porque ante lo ajustado de la ecuación, cualquier merma en los ingresos comienza a dar dolores de cabeza.
Además, en estos últimos días se conoció la medida nacional por la que quedan congeladas las tarifas de otros servicios y se estima que en breve -todo apunta a eso- el gobierno de Alberto Fernández dispondrá que se mantenga el congelamiento tarifario en la energía eléctrica, en principio previsto hasta junio.
Carlos Santarossa, presidente de la Fepamco, confirmó que enviaron una nota formal a la APE pidiendo precisiones sobre el alcance del decreto 311/20, que a nivel nacional dispuso la política de no corte a los usuarios que no pagan sus obligaciones. Indicó que es motivo de «preocupación» entre las administraciones cooperativas la acumulación de deudas, lo que supone en primer lugar un problema para la entidad y más temprano o más tarde también para el moroso, que tendrá en algún momento de afrontar la deuda.
«Hay gente que cree que no paga y ya está. Lo que sucede en realidad es que no se le puede cortar por falta de pago, pero el costo del servicio se sigue sumando», indicó.
El dirigente señaló que especialmente «en pueblos pequeños, donde todos nos conocemos, no hacen falta asistentes sociales, nos conocemos todos y sabemos perfectamente quién puede y quién no puede pagar».
Muchas de esas personas se ubican en el sector de los remolones de siempre a la hora de pasar por caja. «Muchos ya venían con dos o tres facturas retrasadas, son los que nos hacen renegar todo el tiempo. Ahora a eso se va a acumular y cada vez es más difícil cobrar, especialmente porque no podemos aplicar el corte», sostuvo.

Y hay más preocupación.
Con los gremios presionando por paritarias (aumento de salarios), dirigentes cooperativos consultados indicaron que «pronto» tendrá que abrirse una mesa de diálogo con el gobierno. Reconocen todos los esfuerzos que hacen desde los despachos oficiales, pero recuerdan que está vigente de hecho un acuerdo por el que se les reconoce una suma de dinero por el congelamiento tarifario, que ahora vislumbran se extenderá.
La falta de tarifa, junto a las facilidades que se otorga a los usuarios y la consecuente caída en la recaudación no pueden ser eternos. Día a día se ve reflejada la realidad en las cuentas. Al punto que la mayoría de las cooperativas ha debido ponerse en la cola del Banco de La Pampa a pedir crédito para pagar salarios, incluso muchos antes de la facilidad de la «tasa 0».
«Tal vez hoy, trabajando a media máquina, sólo en el mantenimiento y prestación de los servicios, podamos mantener algún equilibrio, pero están frenadas todas las inversiones y mejoras en los servicios, los planes están congelados, por la pandemia y por la falta de recursos», le dijo a este diario un veterano dirigente sureño.
Por el momento, los sindicatos están «comprensivos» con la situación, revelan y admiten que no pueden menos que estar de acuerdo con las herramientas que se le otorga a los socios para paliar el temblor que el virus causa a la economía en general, pero en el día a día «vemos que las cosas se van complicando, tenemos que empezar a buscar respuestas», razonan.