“La gente golpea cada vez más la puerta”

CRECE LA DEMANDA SOCIAL EN LA PROVINCIA

“La gente nos golpea cada vez más la puerta del Ministerio de Desarrollo Social porque no hay respuesta en el municipio de Santa Rosa”, aseguró el director de Promoción Social provincial Javier Weiz, advirtiendo la preocupación del gobierno por la creciente problemática social a partir de las políticas nacionales.
La situación se refleja en el marco de los alcances de los Centros de Alimentación e Integración Social, que impulsa el ministerio a cargo de Fernanda Alonso. “Tenemos 42 localidades que ejecutan el programa, en 22 los chicos se sientan a comer y dan viandas, y el resto entregan bolsones de alimentos y tickets”, explicó.
Sobre la situación en la capital provincial, dijo que “vemos el aumento” de la demanda social “porque se acerca la gente a pedir ayuda para el pago de los servicios por ejemplo, como advirtió la ministra; nos golpean la puerta del ministerio más aún en Santa Rosa porque no hay respuesta en el municipio”.
“El intendente se tiene que hacer cargo de lo que está pasando porque él forma parte del gobierno nacional, algo que se refleja con las fotos que se saca con el presidente cada vez que puede y su secretario de Hacienda, según confirmó un funcionario en los medios, dice que va a suspender el giro de fondos al área social para pagar a proveedores. Es una locura”, agregó.

Demanda.
Weiz manifestó que en la provincia “se están sumando chicos que antes no iban a los centros de alimentación, en muchos casos porque sus padres perdieron las changas”, a partir de la compleja situación económica que atraviesa el país por las políticas nacionales tomadas por el gobierno de Cambiemos.
El director de Promoción Social aclaró que el escenario “se va a complicar más y se va a empezar a sentir ahora en invierno, con las boletas de la luz, que debe utilizar la gente para calefaccionarse en el mejor de los casos con un caloventor, y gas”.
Según datos del Ministerio de Desarrollo Social, entre 2016 y 2017 hubo un aumento del 16,5 por ciento en los chicos y chicas que asisten a los centros de alimentación. Por ahora, durante 2018 la cantidad de beneficiarios se mantiene, aunque esto se da porque sobre finales del año pasado se registró un incremento abrupto en el número de beneficiarios.
El ministerio está llevando adelante el plan “Nutrir para el desarrollo” para visualizar a los niños, niñas, adolescentes y adultos mayores como sujetos activos de derecho. Es decir, reinventar el espacio en el que hoy sólo se alimentan; posibilitando la interacción y convirtiendo el vínculo social en un aporte al desarrollo integral de la persona.
La nueva concepción de los comedores parte de la premisa de una nutrición integral, que supone, además de la alimentación saludable, aspectos relacionados a la cultura, educación, y salud, entre otros, que le permitan al sujeto de derecho una mejor calidad de vida, propiciando una fuerte articulación intra e interministerial.