“La gente la está pasando mal y lo expresa en las urnas”

EL ANALISIS DEL INTENDENTE ROJAS SOBRE LA ELECCION

Para Ariel Rojas, intendente de Toay, el perfil del voto en las elecciones provinciales del domingo más que un castigo fue un “voto realista” que muestra que una parte de la población ya empezó a desandar el camino neoliberal que comenzó en 2015. Dijo que su viceintendente, Rodolfo Alvarez, será el próximo intendente de Toay, que Luciano di Nápoli “le va a hacer muy bien a la ciudad capital” y que están dadas las condiciones para que el gobierno nacional vuelva a manos peronistas.
Rojas participó ayer por la mañana de dos importantes reuniones en Casa de Gobierno: la del Consejo de Descentralización Provincial y la presentación del programa Asistencia Social Pampeana. Antes de ingresar, habló con la prensa sobre los comicios del domingo: reiteró que Alvarez -vencedor en la interna del Frente Justicialista Pampeano frente a un postulante de extracción kirchnerista- será el próximo intendente de Toay, máxime viendo que el caudal de votos que movilizó el frente Cambiemos fue menor respecto a los del justicialismo.
Respecto al resultado en Santa Rosa, dijo que “más allá de las pertenencias, creo que Luciano (Di Nápoli) es una persona capacitada y preparada para gobernar la ciudad de Santa Rosa” y que presenta un perfil “muy bien considerado para revertir la situación que tiene la ciudad capital, donde hay mucho para trabajar”.
“Más allá de donde provenga, y de los partidismos, creo en Luciano como persona, y confío que le va a hacer muy bien a la ciudad capital”, remarcó.
-¿Cómo te ves como diputado?
-En principio todavía no me veo mucho (risas). Tengo el compromiso de aportar a un conjunto de personas que vamos a ayudar a Sergio (Ziliotto) a gobernar. Creo que todavía falta un largo año para que llegue ese momento. A mí me queda un año de gestión en la intendencia, que no es fácil sobre todo en un momento económico donde la gente tiene muchas necesidades, empiezan las clases y la plata no alcanza, sube la tarifa de luz y no podemos pagarla; en donde todos los días tenemos gente sin trabajo, todos los días las posibilidades se achican. Tenemos un largo año, y después tratar de dar lo mejor desde el lugar que me toque.
-¿El domingo hubo un voto castigo?
-Creo que fue un voto realista, aunque puede ser un voto castigo. En lo que estamos todos de acuerdo es que estamos mucho peor que hace un tiempo atrás. Eso no se discute. Se pueden buscar las explicaciones y las razones que sean, pero la gente la está pasando mal y eso es lo que se expresa en las urnas.
“Lo dijimos antes de 2015, pero se eligió esto. Yo creo que de a poquito la gente va tomando nuevamente el razonamiento necesario para encontrar en octubre la posibilidad de que el gobierno nacional vuelva a manos peronistas”, concluyó.