Inicio La Pampa "La gente no te respeta"

«La gente no te respeta»

CLAUSURARON PANADERIA POR INCUMPLIR PROTOCOLOS SANITARIOS

La Secretaría de Trabajo de La Pampa clausuró ayer una reconocida panadería de Santa Rosa «por no cumplir con lo estipulado en los protocolos obligatorios establecidos en función de la pandemia».
Desde el Gobierno provincial informaron que «por expresa instrucción del gobernador Sergio Ziliotto, los organismos de control de los que dispone el gobierno se encuentran abocados a observar y hacer cumplir las normas de prevención implementadas para combatir el Covid-19».
De esta manera, se comprobó que en la mayoría de los casos se ajustaron a las normas establecidas y se labraron «varias actas en las que se intimó a cumplir las normativas, para los casos subsanables».
Sin embargo, en el caso de una reconocida panadería céntrica se procedió a la «clausura transitoria» debido a que se constató «una infracción más grave».
«El Gobierno Provincial con el acompañamiento mayoritario de la sociedad pampeana, cumple con la responsabilidad social de respetar los requisitos que profesionales en epidemiología determinaron, para controlar el avance del virus que hoy afecta al mundo», indicaron desde Provincia y remarcaron que «el estatus sanitario que tanto esfuerzo y sacrificio significó a los pampeanos, es un valor que se debe preservar, evitando que la actitud desaprensiva de unos pocos ponga en riesgo la vida de nadie».
«Como se ha expresado desde el inicio de la pandemia, el Gobierno Provincial no tolerará acciones irresponsables y empleará todas las herramientas que la ley prevé para preservar la salud de los pampeanos», sostuvieron desde el Ejecutivo.

«Se enojan y gritan».
Un equipo periodístico de LA ARENA se acercó al local clausurado, que se encuentra en el centro santarroseño, y pudo entablar un breve diálogo con el propietario. «No podemos manejar a la gente, no te respeta», contó en relación a la dificultad de controlar el ingreso y la disposición de las personas dentro del comercio.
En ese sentido, indicó que «se te meten y corren las mesas», haciendo alusión a la autorización de que se puedan juntar hasta diez personas en locales gastronómicos. A su vez, planteó que establecieron un protocolo, capacitaron a las empleadas, pero ante la advertencia la gente «se enoja con las chicas y les gritan delante de todos, humillándolas».
Por estos motivos, remarcó que es necesario que la gente tome conciencia, porque «tenemos que cuidarnos nosotros y no lo hacen, y así es muy difícil, porque se enoja el cliente».