Inicio La Pampa "La harina escasea porque se stockearon"

«La harina escasea porque se stockearon»

DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Florencia Rabario, titular de la Dirección General de Defensa del Consumidor, realizó ayer la fiscalización del Programa Precios Cuidados en distintos supermercados de la ciudad, y destacó la falta de abastecimiento de harina.
«Estuvimos haciendo fiscalizaciones en el marco del Programa Precios Cuidados que fue lanzado en enero. El programa continúa en vigencia con un listado de más de 300 productos de almacén y de higiene que se mantienen en los mismos términos, los precios no han variado. Verificamos el stock de los productos, la señalización y que el precio sea el acordado, en varios supermercados de la ciudad y en todos se cumplía el marco del programa». Asimismo, explicó que «no hay que confundirlo con el programa de Precios Máximos que se lanzó recientemente y es diferente».
Rabario señaló que «en general encontramos que todos los productos estaban sin inconvenientes, solamente se notó un faltante reiterado de harina en distintos lugares. La harina está escaseando y los supermercadistas nos dicen que es porque la gente se ha stockeado mucho, y la realidad es que hay que tratar de disuadirlos en esa situación, de llevar menos cantidad por familia, porque no se van a cerrar los supermercados nunca, siempre van a seguir abiertos. Las familias más humildes hacen mucho casero, por eso llevan mucho».

Alcohol y jabón líquido.
Respecto de productos que han escaseado en los supermercados como el alcohol -en gel y líquido- o jabones líquidos, Rabario explicó que «no los hemos controlado porque no integran el ‘Programa de Precios Cuidados’, están incluidos en el ‘Programa de Precios Máximos’ que tiene otro marco regulatorio, y va a intervenir la Dirección de Comercio del Ministerio de la Producción, porque está dentro del marco de la Ley de Abastecimiento».
«Nosotros seguimos dentro de nuestro cronograma de trabajo con el control de ‘Precios Cuidados’, tenemos algunos empleados con afecciones que requieren resguardarlos, entonces trabajamos con personal nuestro remanente y con colaboración de otras áreas, realizando rondas de fiscalización aleatorias y sorpresivas. Nunca se avisa adónde vamos a ir, se va decidiendo sobre la marcha adónde vamos a ir a controlar».
Rabario dijo que «si bien no somos los encargados de fiscalizar el ‘Programas de Precios Máximos’, hemos recibido en la Dirección muchas denuncias sobre todo en el tema del alcohol en gel, que es el mayor problema. Además recibimos algunas denuncias de desabastecimiento, que creo que se resuelven, porque no se reiteran las denuncias».
«Esta cuestión es propia de la etapa previa en la que no se sabía que los supermercados iban a seguir abiertos. Ahora que ya nos acostumbramos a que podemos seguir comprando creo que se va calmando un poco todo. Ya no se ven personas llevando de a dos changos por familia, a la gente ya la vemos haciendo compras más normales», concluyó.