Inicio La Pampa La historiadora Carolina Carman visitó la estancia Villaverde

La historiadora Carolina Carman visitó la estancia Villaverde

La licenciada en Historia Carolina Carman estuvo de visita en la Estancia Villaverde, observando el Museo Etnográfico de la familia Fernández Zamponi, propietaria del establecimiento. La visitante se ha dedicado a estudiar los orígenes del Museo Histórico Nacional en la Buenos Aires de fines del siglo XIX.
Según dijo «un tema muy rico» que le permitió «comprender e historizar diversos aspectos asociados al surgimiento y el sentido de nuestros museos, sus elites fundacionales, la vinculación con el coleccionismo, la construcción de memoria e identidad y los lazos establecidos con la sociedad mediante exposiciones y otros productos culturales».
Motivada por los atractivos históricos de Villaverde, primera estancia turística de la provincia y una de las pioneras en el rubro en el país, Carman pudo apreciar una colección de más de mil piezas genuinas, desde el año 1880 hasta la actualidad, que con su identidad, representan la vida que llevaron nuestros antecesores.
«Hoy somos un entrelazo de generaciones reflejadas en el patrimonio del lugar con relojes, baúles, valijas, instrumentos musicales, carruajes, muebles de época, entre otros tantos objetos», añadió. A tal fin la historiadora ofreció su apoyo para una clasificación a futuro y la orientación necesaria para aplicar tecnología, una de sus principales aliadas en su trabajo de museóloga.

El Fortín Huitrú.
Carman también estuvo en el Fortín Histórico Huitrú, considerado el primer museo abierto de La Pampa, que evoca las construcciones de los fortines temporarios del año 1879 en la que fue denominada la Campaña al Desierto.
El Fortín se encuentra Declarado de Interés Turístico Nacional desde el año 2001 por la entonces Secretaría de Turismo de la Nación y de Interés Turístico y Cultural por el Senado de la Nación, siendo incorporado en la Guía Nacional de Buenos Aires y sus Museos, como «una obra de arte fuera de sus museos».
Cabe recordar que la idea de la familia en la reconstrucción del Fortín se basó en el hallazgo de unos restos arqueológicos, por parte de un integrante de la familia, el abuelo Juan, en la década del 40: eran un par de palos enterrados y cruzados, restos de lo que había sido un mangrullo de diez metros de altura.
Cuando la familia abrió al turismo la estancia en 1992, decidió relevar la historia del lugar con el asesoramiento de profesionales en la materia.

Un poco de historia.
En ese momento el Regimiento XIII de Caballería de Toay planificó la reconstrucción de un Fortín esporádico del 1890, concepto dado en que las partidas militares lo construían y abandonaban en un corto tiempo. Tenían dos ó tres ranchos de tropa, la comandancia, el propio mangrullo y un cerco de palos a pique.
La denominación de Huitrú obedece a una modalidad actual de identidad ya que los fortines temporarios no tenían nombre.
Este de Villaverde había pertenecido a una partida militar de coronel Hilario Lagos, cuyo cuartel general se había ubicado en la laguna de Luan Lauquen, en la zona del Guanaco.
Con el transcurrir de los años, toda la zona en donde se ubica la estancia Villaverde recibió el nombre de Colonia Lagos, motivado por esas tierras que fueron de su pertenencia.