Inicio La Pampa "La incertidumbre es la peor sensación"

«La incertidumbre es la peor sensación»

PAMPEANOS VARADOS EN DINAMARCA

Raquel González es una enfermera pampeana que se encuentra desde hace más de un mes varada en Dinamarca, considerado uno de los países más caros de Europa (la revista Forbes lo ubica como el quinto lugar más caro del mundo para vivir). Raquel tiene 53 años, un diagnóstico de asma persistente, por lo que necesita medicación y no puede esperar mucho tiempo más, pero hasta el momento no encuentra una respuesta a la situación que le toca atravesar.
El gobierno danés cerró las fronteras el 13 de marzo a las 12 del mediodía, y si bien el aeropuerto siguió operando, el ingreso de turistas quedó suspendido. Raquel fue una de las últimas en entrar.
En diálogo con LA ARENA, señaló: «Yo tenía planeado desde hace mucho tiempo hacer un viaje con Guadalupe, mi hija que estaba viviendo en Dinamarca desde hace un año. Era el primer viaje de mi vida, fuera de nuestro país. Yo salí de La Pampa el 8 de marzo y viajé el 11 para Dinamarca, con la idea de estar acá cuatro días y teníamos comprados los pasajes para Bélgica (Bruselas y Brujas), otro a Barcelona y luego a Grecia (Santorini). También tenía comprado el de regreso a Argentina para el 10 de abril».
Actualmente, Raquel está alquilando una residencia donde vive con su hija y con Marcos Servetti, un kinesiólogo de su equipo de trabajo, con quien compartía el viaje. «Seguimos esperando, y gastando más de lo que teníamos previsto, obvio. Con toda esta situación, perdimos todos los pasajes y por supuesto quedamos varados aquí. La verdad es que la incertidumbre es la peor sensación que uno puede sentir».

Más pampeanos.
Raquel dijo que hay al menos 120 argentinos en la misma situación que ella en Dinamarca. «Tenemos un grupo de WhatsApp, no se cuántos son pampeanos en total. Nosotros somos tres personas de Santa Rosa que estamos juntas en la misma residencia, y sé que hay gente de Quemú Quemú», explicó. Asimismo, señaló que «una chica de Bernasconi se alcanzó a volver en el último vuelo que salió desde Frankfurt, el 3 de abril».

Situación laboral.
Raquel es propietaria de una empresa de internación domiciliaria. «En el momento que me vine para acá quedó funcionando la empresa, porque yo me venía de vacaciones. Actualmente trato de hacer desde acá, por internet, todos los trámites que tienen que ver con lo administrativo, con Sempre y el resto de las obras sociales, pero la verdad es que es una carga», se lamentó.
«Además de todo lo que tiene que ver con lo administrativo, no estando yo, falta una enfermera en el servicio, falta un kinesiólogo, que es Marcos y mi hija Guadalupe, que también es enfermera, hace un año que estaba acá en Dinamarca, pero se incorporaba ahora a trabajar a la empresa», añadió.
La mujer señaló que la situación es complicada «porque una cosa es tener planeado que la gente te cubra cuando te vas de vacaciones, pero otra cosa es esto, que recarga por demás a todo el personal. Además tengo que seguir pagando AFIP, aportes de Ganancias, y todos los sueldos, porque hay 30 familias que dependen de un sueldo de mi empresa».

«Volver cuanto antes».
Raquel destacó que la situación «es problemática», porque «si bien los demás me van a cubrir todo lo que se pueda, tengo mucha urgencia en volver, porque también cuando llegue voy a tener que hacer un aislamiento de 14 días. Cuanto más tarde en volver, más voy a recargar a la gente que está haciendo el trabajo por mí».