Inicio La Pampa La iniciativa de unificar la Perón volvió atrás

La iniciativa de unificar la Perón volvió atrás

SORPRESIVA DECISIÓN DE LA PRESIDENTA DEL EL CD DE TOAY A INSTANCIAS DEL ROJISMO

Sorpresivamente, la presidenta de la legislatura toayense, Ana Gelabert, desempató en contra del proyecto que pretendía unificar la velocidad máxima de la Avenida Perón. Ahora, se volverá a tratar en comisión.
El Concejo Deliberante de Toay rechazó ayer la aprobación de la ordenanza que establecía la velocidad máxima de 60 kilómetros por hora y la prioridad de paso para quienes circulan por la rotondas de la Avenida Perón y se volverá a debatir en comisión. Según pudo reconstruir este diario a última hora de anoche, la presidenta del cuerpo y una de las autoras del proyecto, Ana Gelabert, se plegó sorpresivamente al rojismo y votó en contra de la unificación.
Luego de tres horas de intenso debate, finalmente no se logró concretar la unificación de la velocidad máxima de 60 kilómetros por hora y la prioridad de paso para quienes circulan por las rotondas en la Avenida Perón. Es que a último momento, la votación, que mostraba cuatro votos a favor y cuatro en contra, fue desempatada de manera sorpresiva por Gelabert, una de las impulsoras del proyecto, quien había manifestado públicamente y en reiteradas ocasiones que acompañaría la unificación.
«Hasta ayer estaba con nosotros, pero hoy se dio vuelta. No sabemos cómo, ni por qué, ni por cuanto», expresó con cierto enojo uno de los concejales que había acompañado el proyecto que unificaba criterios de circulación para la transitada avenida.

Bronca.
El voto desempate de Gelabert, en contra de fijar la máxima velocidad en 60 kilómetros por hora y a favor de que el proyecto vuelva a tratarse en comisión, generó estupor y enojo en los concejales que impulsaban la medida, porque no se esperaban el cambio de posición.
Por los protocolos vigentes en el Concejo Deliberante toayense, este diario sólo pudo estar presente unos pocos minutos, al inicio de la sesión, para tomar imágenes, pero no fue posible cubrir la totalidad de un debate que finalizó minutos antes de las 23.
Sin embargo, mediante la consulta a fuentes ligadas al proyecto, fue posible reconstruir el debate: los dos concejales que responden al ex intendente de Toay y actual diputado provincial, Ariel Rojas, fueron los encargados de convencer a Gelabert para que votara a favor de que el proyecto regrese a comisión. Resultó un duro golpe político, gestionado por el rojismo y los dos concejales de Cambiemos.

Críticas a Melchor.
Desde el Frente de Todos también surgieron fuertes cuestionamientos hacia el presidente del bloque, José Luis Melchor, al que sindicarían como uno de los que «arregló» con el bloque de Cambiemos para que la ordenanza no fuera aprobada. «El acordó para que (Lilia) Azcárate, del Pro, proponga la vuelta a comisión. Es lamentable que Melchor sea presidente del bloque y esté haciendo esos arreglos», apuntaron desde el propio bloque.