sábado, 19 septiembre 2020
Inicio La Pampa La jueza Florencia Maza contra pedido de "nulidad" planteado por la defensa

La jueza Florencia Maza contra pedido de «nulidad» planteado por la defensa

La jueza de Control Florencia Maza desestimó el pedido de nulidad requerido por la defensa en el caso llamado «la cena de los jueces», en tanto recibió una solicitud del Gobierno provincial para que el Fiscal Andrés Torino quede desvinculado de la causa.
Como se sabe, presuntamente por violar el artículo 205 del Código Penal, quedaron involucrados los jueces Pablo Balaguer, Miguel Angel Vagge, y el fiscal general Guillermo Sancho. Ya se habían expresado en el mismo sentido -por la prosecución de la investigación- el fiscal general Marcelo Amado y el fiscal Andrés Torino, que de esa manera rechazaron la pretensión del abogado defensor José Mario Aguerrido.
El Estado provincial, constituido como querellante, solicitó ayer que el fiscal Andrés Torino -a la sazón subordinado de Guillermo Sancho- sea apartado de la causa. Amado, tendrá que decidir si da curso a ese pedido y si se queda trabajando solo en el expediente. En tres días se deberá resolver acerca de esta situación.
Lo cierto es que Maza acaba de dejar de lado la pretensión de máxima de la defensa de los imputados, y lo cierto es que se deberá continuar con la investigación para determinar la responsabilidad de los tres funcionarios judiciales, y también del empresario de General Acha Carlos Ruiz, y el abogado Marcelo Molín.
Como se informara ampliamente, los cinco participaron de una cena el Día del Amigo en la casa de Balaguer, por la que fueron denunciados ante la Justicia -acusados de violar la cuarentena- por el subsecretario de Salud, Gustavo Vera.
Aguerrido había planteado que se desestimara la denuncia por entender que se habían utilizado datos sensibles -y que según él debían ser resguardados- obtenidos por el denunciante de una gestión de la administración del sistema de Salud. Esto se cayó ahora.
Pero además el abogado había planteado la posibilidad de que los involucrados hicieran un resarcimiento económico -se mencionó que podría ser de 20 mil pesos cada uno-, pero dejando en claro que no asumían culpabilidad en el hecho que se les achacaba.

¿Y el fiscal?
Hubo algunas controversias en torno a qué fiscal se debería hacer cargo de la causa. Primero se excusó Máximo Paulucci -por amistado con algunos de los «cenadores»-, y finalmente recayó en Jorge Marcelo Amado -en calidad de jefe-, quien a su vez designó a Andrés Torino. Este quiso apartarse, pero el propio fiscal general lo confirmó.
Cabe recordar que fueron el propio Amado y Torino los que en su momento se expresaron para decir que consideraban que era «prematuro» decidir si se aceptaba o no el ofrecimiento dinerario para cerrar la investigación porque faltaban medidas de prueba para resolver.
Amado había señalado -en declaraciones a este diario- que él iba a estar sobre la causa de modo que «no hubiera ningún tipo de irregularidades aunque se estuviera investigando a funcionarios judiciales. «No habrá contemplación y estaré viendo las actuaciones», prometió.
Pero ahora es el Gobierno provincial el que quiere que Torino no continúe en la investigación.
¿Y entonces? ¿Seguirá solamente Amado? Podría ser una posibilidad.
Se supone que las próximas diligencias que se dispondrán tendrán que ver con la observación de las cámaras ubicadas en cercanía del domicilio donde se realizó la cena, y también la apertura de los celulares de los cinco involucrados.