La líder de la Juventud Radical dijo que Marino “ya tiene una condena social”

La presidenta de la Juventud Radical, Luciana Rached, aseguró este sábado que el senador nacional Juan Carlos Marino “ya tiene una condena social” por la denuncia por abuso contra una asesora, al tiempo que subrayó que “la política es uno de los ámbitos más machistas con rasgos culturales mucho más arraigados y difíciles de desterrar”.

Y sostuvo: “El senador se va a presentar ante la Justicia sin fueros. Va a haber una investigación (partidaria), que claramente es difícil dar una opinión categórica y legal al respecto que tenga que ver con la justicia, porque todavía no se ha iniciado una investigación como tal”.

En diálogo con FM La Patriada, Rached señaló que la UCR “decidirá si se lo expulsa, se le pide la renuncia o qué”, aunque se quejó de que “todo esto termina siendo muy burocrático para los tiempos de la mujer”.

Tras advertir sobre “lo difícil que es denunciar a un hombre con poder”, la militante radical respaldó a la asesora Claudia Guebel, que denunció un abuso por parte del senador pampeano.

“Elijo y le creo a la mujer, que es una compañera de partido.
Pero no puedo hacer una investigación categórica porque la investigación no está iniciada”, manifestó. Y agregó: “Esto ya tiene una condena social”.

Asimismo, la líder de la Juventud Radical afirmó que el órgano juvenil partidario “está pidiendo que se aceleren los tiempos”, tanto en la investigación interna como en la judicial respecto del caso de Marino.

Sin embargo, Rached dudó acerca de “si la Justicia está preparada para recibir este tipo de denuncias”.

Ante las denuncias que salieron a la luz en distintos ámbitos, la santiagueña destacó “la valentía y el coraje de cada una de las mujeres que se animó y claramente es repudiable y detestable la cobardía de lo que la violencia machista hace”.

Luego, indicó: “Esto fue el comienzo: es difícil denunciar. Imagínense en el ámbito político: esto es doble esfuerzo. Las mujeres denuncian cuando pueden, no cuando quieren. Ojalá no sea necesario nunca más que una mujer exponga, cuente y reviva por lo que pasó. Todavía existen prejuicios y estigmas de qué significa el abuso. No es fácil hablarlo. No es fácil contarlo. Y si se trata de un hombre con poder, es más difícil aún”.

En ese sentido, remarcó que “los partidos políticos tienen un gran desafío y se han quedado en el tiempo” en materia de género.

“La política es uno de los ámbitos más machistas con rasgos culturales mucho más arraigados y difíciles de desterrar. Por eso es necesaria la renovación de cuadros políticos, porque las nuevas generaciones tienen perspectiva de género. El ámbito político se debe una gran deuda. Si no estamos aggionardos a los nuevos tiempos, vamos a tener una deuda muy grande no sólo con la sociedad, sino con la democracia misma”, planteó.

Y añadió: “En el ámbito político nos vamos a sorprender mucho porque va a haber muchísimas más denuncias”.

Finalmente, al ser consultada sobre el presidente Mauricio Macri, Rached consideró que el mandatario “tiene perspectiva de género, pero porque la sociedad misma lo está llevando. Sería algo inmaduro por parte del Gobierno no pensar en temáticas de género y políticas públicas, porque sería desconocer la realidad”. (NA).