Inicio La Pampa La lluvia frenó cosecha

La lluvia frenó cosecha

LA EXTRACCIÓN DE SAL AL SUR DE PUELCHES

La tormenta que el viernes barrió el centro de la provincia y provocó daños en General Acha, Quehué y Santa Rosa, empezó a manifestarse más al sur, en la zona de Puelches. Aunque no generó daños directos, tuvo un efecto colateral: la lluvia que descargó la tormenta impidió que continuara la extracción de sal en un sector de la salina San Máximo que se está explotando por primera vez.
«Hubo un momento en que el viento era tan fuerte que casi me tiró al piso», contó Damián Zárate, uno de los responsables de la firma Salinera Plaza, quien se encontraba en la laguna -hasta ese momento seca- cuando se desató la tormenta. El viento no fue problema sino la lluvia, que aunque escasa impidió continuar con la tarea de cosecha en este sector de la enorme salina.
Entusiasmado por el resultado de la experiencia, Zárate hizo llegar unas fotos a esta Redacción que tomó antes de que se largara a llover. «Dentro de una semana, 10 días, vamos a continuar seguramente, se va a secar porque llovió poco», vaticinó.
El sector que está explotando Salinera Plaza -tal el nombre de la empresa que conforma junto a Daniel Cristín- es una nueva concesión que le otorgó el gobierno provincial a través de la Dirección de Minería. Tiene una superficie de 350 hectáreas, «de las cuales nosotros estimamos que explotables serán entre 150 y 180 hectáreas, con un potencial de 60 a 70.000 toneladas de sal», estimó.
El nuevo sector, ubicado al este de donde se encuentran las instalaciones de la salinera, no había sido explotado con anterioridad porque el ‘piso’ allí no está tan firme como en otras partes del cuenco. Fue por ello que la empresa propuso a Minería tomar nueva concesión y experimentar con la forma de cosechar. «La vamos a explotar con carros y tractores, que son más livianos y se comportan maravillosamente dentro de la salina», se entusiasmó Zárate. «Ahora sabemos que vamos a poder explotar esta parte también, así que esperamos a que se vuelva a secar lo que llovió el viernes, para volver a meter el tractor y los carros».
«No se había explotado antes porque no tiene el piso que tiene el resto», reiteró. «Hay que hacérselo, trabajarla con carritos y tractores. Pisándola, en dos años le hacemos el piso y podemos hacer las extracciones convencionales que hacen todas las salinas», aseguró.