La tormenta sembró el caos

CALLES INTRANSITABLES, SECTORES ANEGADOS Y DOS INMUEBLES INUNDADOS

La fuerte lluvia que se registró el miércoles pasadas las 23 volvió a generar un caos en la localidad de General Acha. Una familia debió ser evacuada porque el agua ingresó a la vivienda e inundó gran parte del inmueble. Además, hubo calles de tierra que quedaron intransitables, las cuales este jueves por la tarde aún permanecían cortadas al tránsito.
Por momentos el agua escurrió hacia el norte generando inconvenientes en la calle Lavalle, Moreno y Sarmiento, mientras que las arterias asfaltadas quedaron tapadas de tierra, ramas, piedras y suciedad, situación que, en horas de la noche, todavía persistía.

Colapso.
Las intensas precipitaciones provocaron el colapso de las cloacas y se originaron zanjones de significativa dimensión en muchas calles de tierra. Hubo vehículos que quedaron varados en el barro y tuvieron que ser auxiliados. Otros sectores quedaron totalmente anegados y con árboles que cedieron por el temporal.
Los casos más importantes se registraron en el inmueble de dos familias, de las cuales una tuvo que ser evacuada. La problemática demandó la intervención de la policía y de bomberos voluntarios. Esto ocurrió en calle Charlone y Sarmiento, y en Lavalle y Roca. Los daños registrados en ambos casos fueron importantes.
La familia evacuada debió ser trasladada hacia el centro asistencial Padre Buodo, donde recibió alojamiento en una de las casas de servicio del lugar.

Bronca.
La situación generó mucha bronca en los vecino, debido a que sostienen que cada vez que llueve sucede lo mismo. Responsabilizan a la municipalidad, debido a la falta de mantenimiento, reparación de calles y ejecución de obras y por ello cuestionan la pasividad que existe de parte de la gestión de María Julia Arrarás.
Otros se quejaron porque sostienen que hace más de cuatro años que está al frente del municipio, y los problemas siguen siendo los mismos. “No ha hecho nada, habrá caído unos 30 milímetros, ni quiero pensar lo que podría pasar si caen 100 milímetros”, opinó un vecinos consultado por este diario.
“La verdad que la ciudad es una mugre, pero parece que la intendenta no ve lo que pasa. Cada vez que llueve siempre están los mismos problemas, no puede ser que no se busque una solución”, aseguró ofuscada una vecina.

Corte.
En un momento de la noche también se registraron cortes del suministro de energía eléctrica, debido a que el distribuidor dos quedó fuera de servicio. El apagón afectó a la zona norte de General Acha y a las localidades interconectadas de Quehué, Colonia Santa María, Perú y Unanue.
Como ese distribuidor también abarca el sector de bombeo que Cosega posee sobre el Valle Argentino, al norte de la ciudad, desde la institución se solicitó a los vecinos que realicen un consumo racional del agua para evitar mayores complicaciones.
No obstante, desde la Cooperativa de Servicios Públicos se dio un mensaje de tranquilidad a los habitantes de General Acha y de los pueblos interconectados, debido a que los operarios hicieron un importante despliegue que posibilitó a las 19 restablecer el servicio.