Inicio La Pampa La mejor cerveza artesanal del país

La mejor cerveza artesanal del país

MERIDIANO QUINTO DE JACINTO ARAUZ, UN ORGULLO BIEN PAMPEANO

Hace más de diez años, mientras estudiaban en la universidad, empezaron a elaborar cerveza doméstica «como un hobby». En 2015 instalaron una pequeña fábrica en Jacinto Aráuz, enfocados en «conseguir la mejor calidad» y en apenas cinco años se encaramaron a la cima de la producción artesanal del país. La última Copa Argentina de Cata convocó más de 900 muestras provenientes de casi 300 cervecerías y Meridiano Quinto obtuvo cuatro medallas (sobre cinco categorías) consagrándose como la cervecería del año en Argentina.
«Esto lo iniciamos como un hobby en 2009 mientras estudiábamos en Bahía Blanca y seguimos sin fines comerciales hasta 2014, cuando abrimos una fábrica de garaje. En 2015 formalizamos la empresa y al año siguiente ya nos dedicamos cien por ciento a la cervecería», explica Fernando Hernández (38), que comparte la titularidad de la empresa con su esposa Patricia Giaconi (37) y Cristian Bertinat.
De aquel garaje original pasaron a un galpón en las afueras del pueblo donde instalaron la fábrica con un pequeño bar que expende sus once estilos de birra. Con equipamiento de acero inoxidable y maltas importadas de Chile, Bélgica, Francia y Alemania (las malterías argentinas están dedicadas a la producción industrial) tienen capacidad para elaborar unos 20 mil litros mensuales, que distribuyen en barriles. Además del bar de fábrica en Arauz, también mantienen la cervecería Bruselas en Santa Rosa, y antes de la pandemia sus barriles se distribuían en una amplia zona que llegaba hasta Caleta Olivia (Santa Cruz)

Cuatro medallas,
La definitiva consagración de Meridiano Quinto llegó el 31 de octubre de 2020, durante la Copa Argentina de Cata que desde hace un lustro organiza el sommelier Martín Boan, máxima autoridad del país en la materia. Un jurado internacional evalúa muestras en cinco categorías y otorga medallas (oro, bronce y plata) que premian el sabor, aroma, color, la espuma, la turbidez. «Nuestro objetivo es que las cervecerías argentinas levanten la vara y elaboren cada vez cervezas de mayor calidad», advierte el organizador.
En plena pandemia, el certamen se realizó por vía virtual. Meridiano Quinto obtuvo medalla de oro por su «Arauz Rock IPA» y completó una descollante actuación con otras tres medallas (plata para «Rene Barrell» y bronce con «Aguas Frescas» y «Golden Ale»). Así obtuvo el primer lugar de un certamen en el que había quedado segundo en 2019, y desbancó de la cima a la porteña «Jabalina».
Este galardón fue un aliciente refrescante después de «un año muy difícil. La pandemia mantuvo cerrados los locales gastronómicos y ni siquiera pudimos cubrir los costos fijos». Pero también sirvió para que dedicaran tiempo a diseñar y construir su propia embotelladora semiautomática, con la que implementarán la próxima etapa comercial de Meridiano Quinto. «Nuestro enfoque sigue siendo la calidad. Ahora esperamos conseguir algún plan de financiamiento, contratar personal, ampliar la producción y distribuir también en lata y botellas». Las perspectivas son inmejorables: «después de ganar la Copa tenemos pedidos de todo el país».
Desde una pequeña población del sur de La Pampa sale la mejor cerveza artesanal de Argentina. Una prueba de que con esfuerzo, compromiso y pasión, todo es posible.