Inicio La Pampa La odontología forense confirmó la identidad de Ismael Gómez

La odontología forense confirmó la identidad de Ismael Gómez

La autopsia practicada anoche sobre los restos humanos, encontrados en las proximidades de Macachín, permitieron avanzar en la ratificación de que pertenecen a Ismael «Lelo» Gómez, pudo saber La Arena de fuentes judiciales dignas de crédito.
En la tarea, liderada por el médico forense Juan Carlos Toulouse, jugó un papel preponderante, el odontólogo forense que logró constatar que la ficha bucal pre-morten coincide con los restos óseos.
Si bien en forma oficial no habrá definición hasta por lo menos mediados de la semana entrante, tanto otros elementos encontrados en el lugar como las pericias realizadas ayer en la intervención forense ratifican la información que ayer adelantó este diario. Se trata del vecino que permaneció desaparecido durante casi dos meses, entre el 11 de julio alrededor de las 8,30 de la mañana hasta el pasado martes 8 en horas de la tarde cuando la policía recibió el llamado de parte de los familiares mayores de unos niños que hicieron el descubrimiento.
Expertos allegados al tema indicaron que el odontólogo forense, además de cotejar la ficha hizo otras tareas rutinarias de estos casos, haciendo moldes de piezas individuales y de implantes para luego ser cotejadas.
Si bien los resultados escritos estarán recién la semana que viene a disposición de la Justicia, no dudaron en confirmar que se trata del desafortunado vecino macachinense.

Otros estudios.
Una serie de estudios complementarios, especialmente una prueba de ADN, permitirán la elaboración de un informe final y definitivo. Este crucial procedimiento forense dependerá de qué parte del cuerpo pueda ser tomada en estado apto para realizar el estudio. En el mejor de los casos podría demorar alrededor de 72 horas, plazo en que se basan para estimar una probable fecha del informe final.
Con otros estudios, el cuerpo forense intentará establecer de la forma más fehaciente posible una línea de tiempo. Para esto se ha solicitado por la vía correspondiente un informe completo de los factores climáticos que se dieron en el lugar, desde la fecha de la desaparición hasta su hallazgo y la influencia que esos factores pudieron tener, tanto en la muerte como en el estado en que fueron encontrados los restos.
También se recogieron, tanto en el lugar del hallazgo como ayer en la intervención de autopsia, diversos insectos directamente relacionados con los procesos que se dan en un cuerpo sin vida.
Asimismo, como rutina en este tipo de casos, hubo una medición de todos y cada uno de los huesos y un estudio radiológico en detalle que permitirá establecer lesiones y la antigüedad que eventualmente pudieran tener. Estos elementos pueden sumar al momento de cotejar con el historial médico pertinente.