Inicio La Pampa Avanza en el Senado el debate de la ley de la sostenibilidad...

Avanza en el Senado el debate de la ley de la sostenibilidad de la deuda

La Cámara Alta sesiona desde las 10:37 de este miércoles, en sesión extraordinaria  para tratar la iniciativa del Poder Ejecutivo que busca convertir en ley el proyecto sobre la sostenibilidad de la deuda pública externa, que ya cuenta con media sanción de Diputados.

La senadora nacional Norma Durango hizo uso de la palabra en el recinto, señalando que “sin ser una especialista veo, como ciudadana el estado calamitoso en que quedó el país. Por eso valoro enormemente la votación dela Cámara de Diputados para esta media sanción, ya que esta ley es un gesto político para quienes están negociando. La deuda y su pago se ha hecho insostenible. Una deuda que ha crecido enormemente en los últimos cuatro años, y que no se sabe, a ciencia cierta en qué se usó, y que sus efectos se sentirán por mucho tiempo. Lo que si sabemos es que no fue para mejorar la calidad de vida de la población, ni la capacidad productiva del país, ni las inversiones de obras. Nosotros somos pampeanos con el Senador Lovera y hemos tenido la promesa de realización de la Autovía de la Ruta 5, una ruta nacional importantísima que nos conecta, no sólo con Capital Federal sino también con el sur del país y sin embargo ahí está totalmente abandonada, cobrándose más vidas todos los días. También está la Ruta 35 que atraviesa la provincia de La Pampa y cada vez está en peor estado. El gobierno nacional había prometido que parte del endeudamiento sería para estas y otras obras y nunca se hizo» dijo Durango.

También expresó que «el país afronta una profunda recesión, con desempleo, aumento de la pobreza, desnutrición, falta de insumos médicos, de vacunas, falta de producción y de fuentes laborales. Una Argentina desbastada y un monto de deuda cada vez más grande, que empeoró nominalmente. Sostenemos y quiero reiterar hoy, que las mujeres y las infancias son siempre los más castigados y vulnerados en las crisis. Y no puedo hablar de infancias sin reiterar la cada vez más urgente necesidad de tratamiento en este recinto de la designación de la defensora de niñas, niños y adolescentes. Esperamos que en la próxima sesión estemos, señora presidenta, saldando también esa deuda” expresó la senadora pampeana.

Durango dijo que adhería a «la idea fuerza que impulsa nuestro gobierno cuando dice, tanto el presidente, como nuestra vicepresidenta que “los números tienen que cerrar con la gente adentro”. No se puede pagar la deuda a costa del hambre de las Argentinas y los Argentinos. El ajuste no puede caer, una vez más, de manera brutal sobre un pueblo que ya sufre las consecuencias de una economía que los condena y los oprime. Tenemos que darle al Ejecutivo una herramienta que permita una reestructuración de deuda y conseguir una mecánica de pago que sea sostenible. El gobierno de Mauricio Macri dejó una enorme deuda tanto en términos absolutos como relativos, con respecto al tamaño de la economía argentina. Tener una deuda de estas características afecta la calidad de vida de todos los argentinos, en particular de los que menos tienen. Por eso el Plan contra el hambre, la asignación universal por hijo son programas necesarios, de refuerzo, que ayudan a paliar esta situación».

Asimismo, agregó: «La situación a algunos, que son los menos, les resta capacidad de consumo de ciertos bienes, a otros, que son la gran mayoría, los sumerge aún más en la pobreza. Un Estado que tiene que destinar ingentes recursos a pagar la deuda, es un Estado que ve reducidas sus capacidades de brindar la cantidad y calidad de servicios esenciales. Es por eso que necesitamos de la solidaridad colectiva, porque en un país desigual los únicos que pueden aportar a reducir las desigualdades son los que más tienen. Pero, una solidaridad que no signifique sacrificio no existe, porque de lo contrario es  casi limosna. Por eso hemos aprobado recientemente la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva. Se trata de un enfoque integral que trata de articular recursos con sostenibilidad. Está claro que de nada serviría el esfuerzo que reclamamos, si no podemos reducir la carga de la deuda. Con esta deuda, en su volumen y en sus plazos, no podemos crecer, ni mantener la prestación de servicios sociales básicos que requiere la mayoría de la población. Al respecto, mucho se ha hablado en estos días de si es o no necesaria esta ley y ciertamente, el Ejecutivo podría valerse de las facultades que le otorga la ley para iniciar las negociaciones con los acreedores sin tenerla venia de este Congreso. Incurriría así en un error gravísimo, casi tanto como lo fue el del ex presidente Macri cuando concurrió al FMI sin siquiera consultarnos, y endeudarnos irresponsablemente».

Y finalizó: «La decisión de endeudarse y para qué hacerlo, es de la mayor gravedad y lo digo desde la posición que me da pertenecer a una provincia que nunca estuvo endeudada, y a los márgenes de libertad y autonomía que ello nos otorga para defender nuestros intereses pampeanos ante los gobiernos nacionales» sostuvo Durango al anticipar su voto afirmativo.