Inicio La Pampa La Pampa evalúan ir por la vía judicial por El Baqueano

La Pampa evalúan ir por la vía judicial por El Baqueano

ANTE EL AVANCE DE MENDOZA PARA CONSTRUIR OTRA REPRESA

El Gobierno de La Pampa evalúa recurrir a la vía judicial ante el avance de Mendoza en la construcción de la represa «El Baqueano» sobre el río Diamante, el cual forma parte de la cuenca del Desaguadero, Salado, Chadileuvú, Curacó. «Estamos estudiando el tema», señalaron.
Tal como informó LA ARENA días atrás, la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) abrió el concurso público para estudios complementarios del complejo hidroeléctrico El Baqueano, una represa que la provincia vecina quiere emplazar sobre el Río Diamante. Se trata de un curso de agua que forma parte de una enorme cuenca interprovincial, de la cual también forma parte La Pampa, pero, tal como ocurrió con el Atuel, Mendoza no ha informado nada al respecto a las provincias de aguas abajo.
El objetivo es iniciar los estudios geológicos, topográficos y de laboratorio para la construcción de la represa sobre el Río Diamante, que se suma a Portezuelo del Viento para aportar energía limpia a la red. La obra forma parte de un proyecto integral formulado en los años 80, que comienza a concretarse ahora.

Vía judicial.
Este avance de Mendoza causó malestar en la provincia de La Pampa. El secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, sostuvo que Mendoza tiene «un desconocimiento absoluto» de la cuenca interprovincial Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó. «Sería bueno que hagan estos estudios para hacer una gestión conjunta del agua, como lo estableció la Corte Suprema, e incluir el uso ambiental del agua como fundamental», disparó.
En las últimas horas, fuentes de Casa de Gobierno consultadas por este diario señalaron que se está «estudiando el tema y recabando información para luego evaluar la estrategia jurídica a seguir». En esa línea, explicaron que no se han definido plazos. «Sobre esa cuenca hay procesos judiciales ya iniciados y también procesos de estudio de la misma a nivel nacional y provincial, por tanto es necesario primero recabar información y documentación para analizar el grado de avance y así definir», precisaron.

Río interprovincial.
Al igual que con Portezuelo, el gobierno mendocino mencionó las bondades de la obra -energía para el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), con una potencia capaz de cubrir los picos de demanda, creación de un polo turístico y atenuación de crecidas extraordinarias-, pero no hizo referencia a la interprovincialidad de la cuenca y la existencia de leyes que obligan al manejo coordinado de los recursos hídricos por parte de las provincias que integran el sistema.
Del mismo modo que el Atuel, el Mendoza, Tunuyán y San Juan, el río Diamante forma parte de la cuenca hidrográfica del Desaguadero – Salado – Chadileuvú – Curacó, de la que se ha desconectado debido al intenso uso que la provincia de Mendoza hace de sus aguas, al punto que desde hace años que el río no tiene caudal suficiente para llegar al Desaguadero.
Es la misma situación que ocurre con el resto de los ríos que nacen en las provincias de Mendoza y San Juan: el uso es tan intenso y arbitrario, que se apropian de aguas compartidas y niegan al resto de la cuenca el beneficio del recurso.